La rápida evolución y adaptación son por lo tanto clave para la supervivencia y el crecimiento del negocio. Con cerca de 200.000 empleados y cerca de 100 entidades empresariales en todo el mundo, Capgemini tiene los recursos para reaccionar rápidamente a las necesidades de los clientes, un activo clave en una era digital cuando el despliegue debe medirse en semanas en lugar de meses.