Las aplicaciones son pieza clave para una pronta recuperación, tras una desaceleración operativa

Publish date:

En los últimos años, las aplicaciones se han convertido en una fuente esencial de valor comercial, a medida que los consumidores exigen mayores y mejores servicios digitales.

Más aún, su valía se incrementa en situaciones de crisis, como la contingencia sanitaria por COVID-19. Por ello, es necesario comprender cómo fortalecer el marco operativo de una empresa antes de embarcarse en el viaje hacia la transformación digital.

Durante un entorno de contingencia, lo más común es que las empresas limiten sus presupuestos y desaceleren muchos de sus proyectos o iniciativas de tecnología. Sin embargo, es precisamente durante estas situaciones cuando la tecnología resulta ser un factor indispensable para mantener la continuidad en las operaciones. ¿Es posible utilizar su sistema actual de TI y aplicaciones y maximizar su impacto?

A diferencia de los modelos tradicionales para el desarrollo y mantenimiento de aplicaciones (ADM), hoy en día, hay múltiples soluciones al alcance de las empresas. Una de ellas es “The Power of Zero”[1], un marco de referencia procesable que ayuda a fortalecer un sistema de TI legado, de forma que logre emplear toda la velocidad y agilidad posible, maximizando el impacto de las aplicaciones. Como su nombre lo indica, el objetivo es reducir a cero la presencia de defectos e interrupciones a través de un mantenimiento predictivo, IA y servicios disruptivos para una gestión eficaz y competitiva.

Esta iniciativa digital cobra mayor relevancia durante momentos como los que enfrentamos actualmente, donde no sólo se trata de mantener las operaciones sino también de acelerar el crecimiento, una vez superada la contingencia.

ADMnext, por ejemplo, es una solución innovadora que apuesta por una arquitectura completa, construida con la vinculación de los requerimientos del negocio y las herramientas tecnológicas, y orientada a la entrega continua de servicios[2]. De esta forma, se logra implementar un proceso ágil y automatizado para mejorar el tiempo de respuesta y una integración en el desarrollo, pruebas y puesta de producción, con cero contactos humanos, promoviendo la agilidad operativa y, por consiguiente, una rápida restauración de servicios en tiempos de crisis.

Al aplicar la visión de “The Power of Zero” con una propuesta como ADMnext se logran incorporar los elementos de cambio e innovación para equipar a los sistemas con la capacidad para recuperarse rápidamente tras una interrupción o disminución en la operación. En conclusión, la clave para que una empresa pueda responder rápidamente a los cambios del mercado es equiparla con las habilidades, metodologías y procesos tecnológicos adecuados.

 

Roberto Álvarez es Rightshore Delivery Head de Capgemini México, empresa líder global en consultoría, servicios de tecnología, y transformación digital, Capgemini está a la cabeza de la innovación para enfrentar las oportunidades de sus clientes en el cambiante mundo de la nube, digital y plataformas.

 

 

 

[1] The Power of Zero from Capgemini’s ADMnext, 2020, URL: https://www.capgemini.com/resources/the-power-of-zero-from-capgeminis-admnext/

[2] ADMnext Enabling Infinite Possibilities, 2019, URL: https://www.capgemini.com/wp-content/uploads/2019/11/2019-11-21_ADMnext_Brochure_Final.pdf

Post relacionados

¿La disrupción digital te quita el sueño?

Date icon septiembre 21, 2020

En este entorno desafiante, la tecnología es esencial para resolver los problemas comerciales...

IoT en el sector asegurador ¿qué beneficios ofrece?

Geovanni Millán
Date icon septiembre 18, 2020

Este 2020, sin duda, ha sido un año de muchos desafíos. Desde desastres naturales, altibajos...