España supera la media de los países europeos en
grado de sofisticación de servicios públicos en Internet, según se
desprende de la última edición de un estudio realizado por Capgemini
para la Comisión Europea, con un 79%. Nuestro país ha experimentado un
crecimiento de seis puntos porcentuales respecto a la medición anterior
(73%).

Entre otros, España destaca con la máxima
puntación en los servicios de recaudación de impuestos, tramitación de
denuncias policiales, bibliotecas públicas, certificados de nacimiento
y matrimonio, creación de empresas y licitación pública, registrando
mejoras en ayudas por hijos, búsqueda de empleo, beneficios de la
seguridad social, documentos personales, matriculación de vehículos y
matrícula universitaria. Sin embargo, necesita mejorar los servicios de
permiso de obras, permisos medio-ambientales y notificación de cambio
de domicilio.

El estudio, realizado por Capgemini para la
Unión Europea, ha examinado los servicios públicos básicos de 28
países, los 25 miembros de la Unión Europea más Noruega, Islandia y
Suiza. El informe mide el grado de sofisticación y la disponibilidad de
los servicios públicos on-line que van desde la información simple
hasta los servicios completamente interactivos.

Sofisticación

5ª medida (anterior)

6ª medida (actual)

EU28

65

75

EU18

72

78

España

73

79

Disponibilidad

5ª medida (anterior)

6ª medida (actual)

EU28

40

48

EU18

46

52

España

55

55

Austria
lidera este año el ranking al lograr un importante incremento comparado
con anteriores mediciones. El lanzamiento de diferentes iniciativas de
servicios on-line le ha permitido alcanzar un grado casi de total
sofisticación, un 95%, mientras la disponibilidad de sus servicios
on-line se sitúa en el 83%.

El estudio refleja asimismo el
espectacular impulso de los diez países de reciente incorporación,
especialmente Malta y Estonia, que ocupan los primeros puestos del
ranking. Teniendo en cuenta el grado de sofisticación Malta pasa del
puesto 16 al 2, el más importante progreso hecho por un país hasta el
momento, y Estonia escala a un 3er puesto. El 75% de sus servicios
están disponibles on-line.

Desde el punto de vista
cualitativo, se aprecia un esfuerzo generalizado de los países para
desarrollar nuevos modelos de servicios, si bien la mayoría de los
gobiernos tienden a consolidar los servicios en Internet. En algún
caso, se tiende hacia modelos de servicios públicos innovadores que
permiten distintos canales de acceso a la información, Suecia es un
claro ejemplo. Su servicio de impuestos combina el canal on-line, con
el teléfono y los servicios SMS.

Ciudadanos versus Empresas

Dos
tercios de los servicios dirigidos a empresas están totalmente
disponibles on-line frente a un tercio para ciudadanos. La diferencia
de grado de disponibilidad de servicios de los 10 países últimos en
incorporarse a la UE y el resto de países es de un 19% para empresas y
de un 4% para ciudadanos.

Un año más se confirma que el grado
de sofisticación on-line para empresas supera al de los ciudadanos: 85%
para empresas frente al 68% para ciudadanos. En los 10 países de
reciente incorporación a la UE el grado de sofisticación para empresas
pasa del 64% al 81% y para ciudadanos se sitúa en el 62% frente al 46%
de la medición anterior.

Los servicios que generan ingresos
(impuestos y contribuciones sociales) alcanzan un grado de desarrollo
del 94% en los 28 países, si bien en los EU (10) la disponibilidad de
servicios como las contribuciones sociales para empleados es menor,
debido en parte a que los recientes miembros están aún trabajando en
construir sus plataformas de Seguridad Social.

Según Javier Díaz, Vicepresidente y responsable del Sector Público de Capgemini,
Desde
el 2001, cuando se realizó la primera medición, los resultados de los
indicadores han ido progresando, más rápidamente al principio y de una
forma más lenta en los últimos años, en los países miembros, España
entre ellos. En esta 6ª edición, el impacto de los resultados de los
nuevos estados miembros ha sido muy alto, fundamentalmente debido a la
puesta en marcha con gran éxito de programas de eGovernment específicos
y esponsorizados al máximo nivel en cada uno de estos países durante
los 2 últimos años. La realidad es que la oferta de servicios públicos
on-line crece de una forma sostenida y nos encontramos en un modelo de
servicios, sin llegar al 100% de disponibilidad, maduro y con menos
crecimiento. En este contexto surge un nuevo modelo de servicios
on-line inteligentes orientados al uso que de ellos hacen los
ciudadanos y diferentes grupos sociales y al impacto que tienen estos
programas en los diferentes “clientes”. Dehecho, los 2 indicadores
actuales, se combinarán en las próximas medidas con indicadores de uso
y transformación que permitan valorar el impacto del Plan de acción
eGovernment i2010.”


Grado de sofisticación de los servicios públicos on-line en Europa por países:

 

Apr 2006

Oct 2004

Oct 2003

Oct 2002

Oct 2001

Austria

95

87

83

56

40

Malta

92

67

 

 

 

Estonia

90

78

 

 

 

Sweden

90

89

87

87

61

Norway

90

82

75

66

63

United Kingdom

89

84

71

62

50

Slovenia

87

68

 

 

 

Denmark

85

81

86

82

59

Finland

85

83

80

76

66

France

85

74

73

63

49

Ireland

84

84

86

85

68

Portugal

83

68

65

58

51

Hungary

81

50

 

 

 

Italy

80

72

59

57

39

Spain

79

73

68

64

50

Netherlands

79

70

65

54

37

Iceland

78

76

56

53

38

Belgium

74

67

58

47

23

Germany

74

66

52

48

40

Lithuania

68

59

 

 

 

Cyprus

66

52

 

 

 

Switzerland

62

60

55

49

 

Greece

62

61

54

52

39

CzechRepublic

61

57

 

 

 

Luxembourg

57

53

47

32

15

Poland

53

36

 

 

 

Slovakia

51

40

 

 

 

Latvia

47

33

 

 

 

Grado de disponibilidad de los servicios públicos online en Europa por países:

 

Apr 2006

Oct 2004

Oct 2003

Oct 2002

Oct 2001

Austria

83

72

68

20

15

Estonia

79

63

 

 

 

Malta

75

40

 

 

 

Sweden

74

74

67

67

28

Norway

72

56

47

35

35

United Kingdom

71

59

50

33

24

France

65

50

45

35

25

Slovenia

65

45

 

 

 

Denmark

63

58

72

61

32

Finland

61

67

61

50

33

Portugal

60

40

37

32

32

Italy

58

53

45

35

15

Spain

55

55

50

40

30

Netherlands

53

32

26

21

5

Hungary

50

15

 

 

 

Ireland

50

50

56

50

22

Belgium

47

35

35

25

0

Germany

47

47

40

35

20

Iceland

47

50

28

28

11

Lithuania

40

40

 

 

 

Cyprus

35

25

 

 

 

CzechRepublic

30

30

 

 

 

Greece

30

32

32

32

11

Luxembourg

20

20

15

5

5

Poland

20

10

 

 

 

Slovakia

20

15

 

 

 

Switzerland

11

6

0

0

 

Latvia

10

5

 

 

 


Gráfico comparativo del indicador de sofisticación de los distintos países.


Nota metodológica

Para
medir el nivel de sofisticación o disponibilidad on-line de estos
servicios se ha definido un marco de cuatro etapas. Dependiendo del
nivel de sofisticación se ha adjudicado a cada servicio de cada país un
porcentaje, correspondiendo el 100% a un servicio que se presta 100%
on-line, y el 0% a un servicio con disponibilidad nula a través de
Internet. Los niveles son los siguientes:

Etapa 1 – Información: se ofrece únicamente información on-line sobre servicios
públicos.

Etapa 2 – Interacción unidireccional. Por ejemplo, bajada de formularios de la
Red.

Etapa 3 – Interacción en dos direcciones: proceso completo de formularios, incluyendo
autentificación.

Etapa 4 – Transacción: manejo de casos específicos; decisión y posibilidad de
pago.

La
disponibilidad on-line se establece como una variable 0-100. 100 cuando
el servicio está disponible en su totalidad para las cuatro etapas y 0
en cualquiera de las cuatro etapas.

La sofisticación se establece igualmente como una variable entre 100 y 0%, pero
se permiten estados intermedios.

EU28: Son los países de la Unión Europea más Suiza, Noruega e Islandia.

EU18: Son los “antiguos” países de la Unión Europea más Suiza, Noruega e Islandia.

EU10: Son los 10 países que se han incorporado recientemente a la Unión Europea.