Tecnología, cultura y procesos en la «banca abierta»

Publish date:

El recorrido de la banca a través del desarrollo de API es lo que ya se conoce como «banca abierta» y, además del potencial de crear nuevas fuentes de ingresos y de mejorar la experiencia del cliente, puede convertirse para los bancos en una unidad de negocio en sí.

La CNMV, el órgano regulador de mercados y valores, informó recientemente de que está realizando un estudio sobre el impacto que están teniendo las fintech en el sector financiero y en toda la economía, especialmente desde el punto de vista de la competencia.  Esto denota, no solo la enorme potencialidad de estas enseñas y su gran diferencia con las tradicionales, sino también la necesidad de sentar las bases necesarias para que todos puedan competir de forma ordenada y eficiente. Además, el consumidor es más exigente respecto a su experiencia de usuario y está más dispuesto a utilizar las novedades en productos y servicios financieros con base tecnológica.

Esta asignatura de «armonizar» es realmente compleja e implica entender qué relación tendrán las fintech con la banca y el efecto técnico de esta relación.

Hasta ahora, la banca ha mantenido un papel hegemónico en la prestación de servicios para su cliente. Históricamente, las entidades han sido sistemas independientes y cerrados, pero esto está cambiando rápidamente, teniendo que abrirse a una nueva forma de trabajar que es completamente ajena a sus métodos habituales, por la que van a dar acceso a otros —las fintech— a un preciado activo: la información sobre el cliente.

La desintermediación supone un reto para la banca en varios ámbitos: tecnológico, para facilitar que los sistemas de terceros operen con los suyos;  cultural, de manera que las entidades financieras se acostumbren a compartir información con otros, más flexibles también en su forma de trabajar; y de procesos internos, para garantizar que se comparten los datos con los entes precisos y de manera segura. Estas tres facetas están altamente interrelacionadas. No se puede cambiar la cultura de no compartir la información del cliente sin las capacidades técnicas para hacerlo, de la misma forma que la morfología de la red marcará cómo se deben estructurar los protocolos internos y viceversa.

Para afrontar este reto, los expertos señalan que, entre otras vías, los bancos se apunten a la «economía de las API», para adoptar un modelo colaborativo de comunicación con otras empresas que les permita beneficiarse de las sinergias, y viceversa. Las API —interfaces de programación de aplicaciones— serán el «puente tecnológico» que se utilizará para facilitar las transmisiones de información entre unos y otros.

Portada WFTR18
Portada WFTR18

Hay que tener en cuenta que el concepto de «economía de las API» no es nuevo en la economía digital, pero en la banca aún es embrionario, sobre todo si se compara con las empresas nativas digitales en las que parte de su crecimiento se basa originalmente en este enfoque. Por ejemplo, a través de sus API, Twitter recibe cerca de 20.000 millones de peticiones de información diarias.

Las API articularán la interrelación de los sistemas de los bancos con las fintech y establecerán un espacio de colaboración común para todos. En este sentido, es necesario que los desarrolladores trabajen con estándares que sean compatibles tanto con los procesos empresariales, como con las nuevas aplicaciones.

Asimismo, las API, no solo deben poner en común los sistemas tecnológicos de ambos actores, sino que deben suponer un nexo de unión que permita que las diferentes culturas y protocolos conviv

an y trabajen juntos. Muchas veces, la cultura corporativa supone un obstáculo casi tan alto como la tecnología para el trabajo en equipo. De hecho, más de la mitad de los directivos señala que este es el primer obstáculo de la transformación digital de las empresas.

El recorrido de la banca a través del desarrollo de API es lo que ya se conoce como «banca abierta» y, además del potencial de crear nuevas fuentes de ingresos y de mejorar la experiencia del cliente, puede convertirse para los bancos en una unidad de negocio en sí.

Si quieres saber más sobre el desarrollo de API para un ecosistema de servicios financieros, únete a nosotros en la presentación nuestro World Fintech Report 2018 el próximo 21 de marzo. Contaremos con representantes de fintech que operan en nuestro país, miembros de la Asociación Española de Fintech de la que Capgemini es socio colaborador.

 

Post relacionados

fintech

Insurtech y la estrategia de la zanahoria

Lucía González
20 Marzo, 2018
Las insurtech prometen reducir los costes de cobertura de seguros diseñando modelos de negocio que apuntan a modificar el comportamiento de riesgo de sus clientes. Las Insurtech utilizan la estrategia de amplificar el mercado hacia nuevos nichos, como hizo Ryanair al reducir notablemente las tarifas de los vuelos y abrir la oferta a nuevos perfiles de consumidores
fintech

Organismos e instituciones ante el “fenómeno fintech”

Elias Ghanem
19 Marzo, 2018
La efervescencia en el entorno fintech está incrementando de forma exponencial el nivel de competencia en el sector de los servicios financieros, tanto entre las propias fintech como entre estas y las entidades tradicionales.
banking

Ownership vs. access; experience vs. product…many paradigms are disappearing in banking and beyond

Elias Ghanem
12 Marzo, 2018
The new banking paradigm will need orchestration and essential mastery of Innovation and Technology to make it happen effectively and efficiently.
cookies.

Si continúas navegando en esta página, aceptas el uso de cookies

Para obtener más información y para cambiar la configuración de las cookies en tu ordenador, por favor lee nuestra política de privacidad

Cerrar

Cerrar información sobre cookies