Nuestros valores son parte de lo que hace que trabajar en Capgemini sea diferente. Permiten a nuestra empleados relacionarse de forma diferente con el negocio y la tecnología, establecer relaciones significativas con sus colegas y clientes y diseñar futuros positivos.

Desde la creación del Grupo Capgemini en 1967, nuestra cultura y nuestras prácticas empresariales se han inspirado en estos siete valores fundamentales. Estos son los principios rectores que defendemos colectiva e individualmente, y están en el corazón de nuestro enfoque como un negocio ético y responsable.

Nuestros valores no son solo reglas de comportamiento, sino también principios rectores. Integrados en nuestro ADN, dan forma a nuestra cultura ética, produciendo una mentalidad compartida que mantiene la ética en el centro de nuestras decisiones y acciones.

Creemos que la ética y la integridad son la base de un negocio rentable y sostenible. Nuestro programa de Ética y Cumplimiento (E&C), con nuestros Valores en su núcleo, es crucial para el éxito con equipos multiculturales que operan en más de 40 países. Nos ha ayudado a convertirnos en una de las compañías más fiables y respetadas del mundo, reconocida como “Una de las Compañías más éticas del mundo” por el Instituto Ethisphere® durante siete años consecutivos desde 2013.

Nuestro programa de ética pretende crear conciencia entre los empleados acerca de nuestros principios y políticas éticas,  permitiendo a los miembros del equipo tomar mejores decisiones, basadas en la honestidad y la integridad. Nuestro programa de cumplimiento se centra en garantizar que se implementen los niveles adecuados de control, de modo que se cumplan las normas internas y externas.

Siete valores

Contamos con siete valores que han estado en el corazón de Capgemini desde nuestra fundación. Estos valores influyen en la forma en que trabajamos con nuestros clientes respetando los requisitos reglamentarios de cada país en el que operamos, y la forma en que promovemos prácticas éticamente sólidas dentro de Capgemini y en nuestras asociaciones.

Todo ello implica un instinto para la iniciativa empresarial y un deseo de tomar riesgos correctamente valorados y mostrar compromiso. Esta es la esencia misma de la competitividad: la firmeza en la toma de decisiones o en forzar su implementación, una aceptación periódica para desafiar las propias orientaciones y el status quo. La audacia también necesita combinarse con un cierto nivel de prudencia y una clarividencia particular, sin la cual un gerente audaz es, en realidad, meramente peligrosamente imprudente.

 

Lealtad, integridad, honestidad, una completa negativa a usar cualquier método oculto para ayudar a ganar negocios u obtener algún tipo de ventaja. Ni el crecimiento ni el beneficio ni la independencia tienen valor real a menos que se ganen con honestidad y probidad completas. Y todos en el Grupo saben que cualquier falta de apertura e integridad en nuestros tratos comerciales será penalizada de inmediato.
Lo que implica un instinto para la iniciativa empresarial y un deseo de tomar riesgos considerados y mostrar compromiso. Esta es la esencia misma de la competitividad: la firmeza en la toma de decisiones, una aceptación periódica para desafiar las propias orientaciones y el status quo. La audacia también necesita combinarse con un cierto nivel de prudencia y una clarividencia particular, sin la cual un gerente audaz es, en realidad, meramente peligrosamente imprudente.

 

Es decir, la voluntad de empoderar tanto a las personas como a los equipos; tomar decisiones lo más cerca posible al punto donde se pondrán en práctica. La confianza también significa dar prioridad, dentro de la empresa, a la apertura real hacia otras personas y al intercambio más amplio posible de ideas e información.

 

 

Que significa independencia en pensamiento, juicio y acciones, y espíritu emprendedor, creatividad. También significa tolerancia, respeto por los demás, por diferentes culturas y costumbres: una cualidad esencial en un grupo de más de 180.000 personas de alrededor de 44 nacionalidades diferentes.

 

 

Significa sentirse bien al formar parte de la empresa o del equipo, sentirse orgulloso de lo que haces, sentir orgullo en la búsqueda de una mejor calidad y una mayor eficiencia, sentirse parte de proyectos desafiantes.

Eso es simplicidad, todo lo contrario de pretensión, pomposidad, arrogancia y jactancia. La simplicidad no implica ingenuidad ; se trata más de ser discreto, mostrar modestia natural, sentido común, estar atento a los demás y tomarse la molestia de ser comprendido por ellos. Se trata de ser franco en las relaciones laborales, relajarse, tener sentido del humor.

 

Significa espíritu de equipo, amistad, fidelidad, generosidad, justicia al compartir los beneficios del trabajo colectivo; aceptando responsabilidades y una voluntad instintiva de apoyar los esfuerzos comunes cuando la tormenta está en pleno apogeo.