Agitación en los servicios financieros: ¿cómo serán las alianzas del futuro?

Publish date:

Las fintech son ya una realidad. Desde hace años hablamos de ellas como si se tratara de una avalancha para traer cambios a nuestra forma de hacer las cosas e instaurar una auténtica revolución. No ha sido tan drástico, pero poco a poco vemos cómo hacen nuestra vida más cómoda. 

La entrada en vigor de la PSD2 va a reforzar el papel de las fintech en la economía, en nuestra vida y, especialmente, en la estrategia de los bancos. Las entidades tradicionales están obligadas a «abrir puertas» en sus sistemas tecnológicos de manera que las fintech puedan acceder a la información de los clientes para concebir nuevos productos y servicios. Desde la perspectiva del consumidor, esto supone un devenir de nuevas posibilidades para pagar, controlar, hacer transferencias, pedir préstamos y crear o cerrar cuentas, entre otras cosas.

La normativa va a impulsar la creación de un ecosistema complejo en el que, en muchas ocasiones, ambos tipos de actores deberán colaborar a la vez que competir por ofrecer los mejores servicios a sus clientes. Esto implicará que la relación entre bancos y fintech supera las dualidades amigo-enemigo o amigo-amigo para pasar a lo que en inglés se suele denominar frienemies. Es decir, se colabora, pero también se compite.

No es sensato esperar que los bancos se rindan y decidan no presentar batalla en el campo digital, con todo, ¿se puede esperar que un banco desarrolle soluciones que gestionen las cuentas de otras entidades financieras? ¿acaso los otros bancos lo permitirían? ¿o puede esperarse que los bancos se alíen en consorcios para trabajar conjuntamente, como ocurrió con los cajeros?

Lo que vemos es que de una forma o de otra, los bancos deberán colaborar con las fintech y viceversa. De hecho, tal y como se apunta el World Fintech Report 2018 de Capgemini, la mayor parte de estas start-ups fracasarán si no se alían con una entidad tradicional. Del mismo modo, los bancos podrían perder comba en terrenos como la experiencia y conversación con el cliente donde las fintech son más habilidosas. Así pues, ambos pueden trabajar conjuntamente para desarrollar soluciones aprovechando las fortalezas del otro para encarar el nuevo futuro. Los bancos aportarán experiencia, mientras que las tecnológicas contribuirán con ingenio y personalización a las necesidades del cliente.

 

En este entramado de coopetición, las principales ventajas de las empresas tradicionales de servicios financieros son la confianza de la que gozan por parte del cliente, el posicionamiento de marca, sus recursos económicos, el tamaño —les permite alcanzar economías de escala—, su conocimiento de la regulación y la capacidad de gestión del riesgo. Los consumidores son aún reticentes a permitir que actores a los que no conocen administren su capital; una percepción que se vincula también al hecho de que las fintech, de menor tamaño, tienen una marca menos extendida.

En lo que respecta a las start-ups, son mucho más ágiles que las empresas establecidas y tienen una mayor visión de las posibilidades digitales, lo que les permite concebir nuevos productos y servicios para mejorar la experiencia del cliente. Parte de estas ventajas proviene de que no están condicionadas por sistemas tecnológicos ya existentes y tienen mayor flexibilidad para utilizar la diversidad de tecnologías emergentes. A la vez, su capacidad para mejorar los procesos de gestión y analítica de datos les permite automatizar gran parte de las tareas y reducir los costes.

En definitiva, las fortalezas de cada uno de estos dos perfiles de empresas son tanto opuestas como complementarias. Ahora sólo queda esperar a que se formen las alianzas para tomar posiciones en el nuevo contexto de los servicios financieros y ver qué fuerzas combinan mejor potencia y técnica para sobresalir. El próximo 21 de marzo podremos profundizar en los tipos de colaboración que se esperan de la mano de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI). Aquí tienes todos los detalles.

cookies.

Si continúas navegando en esta página, aceptas el uso de cookies

Para obtener más información y para cambiar la configuración de las cookies en tu ordenador, por favor lee nuestra política de privacidad

Cerrar

Cerrar información sobre cookies