Día de Muertos, tradición que une a México

Publish date:

La variedad de elementos que conforman la cultura mexicana se entremezcla en una de las celebraciones más representativas del país: el Día de Muertos.

Fecha caracterizada a nivel mundial por diversas expresiones culturales, entre las que destaca la ofrenda, una composición llena de color que representa de forma indiscutible la dualidad entre la vida y la muerte. 

 Adoptando ritos derivados de la pluriculturalidad en México, la celebración de Día de Muertos reúne aspectos de las culturas prehispánicas y de la religión católica, al tiempo que se adapta a las costumbres de las comunidades en cada región del país. Todo ello la dota de un significado único en su tipo para celebrar la muerte, motivo por el cual es reconocido como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

La ofrenda tradicional de Día de Muertos se enmarca como la muestra perfecta de ambas cosmovisiones, tanto las evocaciones a los cuatro elementos (agua, tierra, viento y fuego) de raíces prehispánicas, como los aspectos que refieren al “de más allá” establecidos en la religión católica; tales como:

  • Agua: para saciar la sed de los difuntos que han emprendido su viaje.
  • Arco: simboliza la entrada al mundo de los muertos.
  • Calaveritas: representan los cráneos humanos que se ofrecían a los dioses prehispánicos.
  • Comida y bebidas: acorde a los gustos y preferencias del difunto.
  • Copal: elemento prehispánico que limpia y purifica el ambiente.
  • Cruz: símbolo introducido por los evangelizadores españoles y que alude a Dios.
  • Fotografías: del difunto o difuntos a quien se dedique el altar.
  • Flores de cempazúchitl: sirven para guiar al difunto desde el camposanto hasta la ofrenda.
  • Pan de muerto: símbolo de los sacrificios humanos que se realizaban en las culturas prehispánicas, a través de un platillo mexicano característico.
  • Papel picado: representación del viento.
  • Sal: elemento de purificación que se utiliza proteger al alma en su viaje.
  • Velas: luz que iluminan el camino de los espíritus.

Con esta tradición, los mexicanos han construido una celebración en donde la presencia de la muerte se convierte en una alusión a la vida y se aprovecha la ocasión para recordar a las personas que se han ido.

Related Resources

World Retail Banking Report 2019

La banca con capacidad inventiva es clave para maximizar las fortalezas de los bancos y...

Evento Femsa Procurement 2019

Líder mundial en consultoría, servicios tecnológicos y transformación digital. Basándose en...

Centro de Comando de Negocios de Capgemini

Un enfoque orientado al entendimiento y centrado en los negocios para la Transformación...

cookies.

Al continuar navegando en este sitio, acepta el uso de cookies

Para más información y para cambiar la configuración de las cookies en tu ordenador, por favor lee nuestra política de privacidad

Cerrar

Cerrar información de cookies