Es bien sabido que para ganar más negocios y fomentar el crecimiento financiero de tu compañía, es crucial diseñar aplicaciones pensando primero en el usuario. Este enfoque en el usuario también impulsará mayor adaptabilidad y productividad. Con la adopción de BYOD (trae tu propio dispositivo) y los efectos convergentes que tiene en dos mundos antes separados (usuarios y negocios), lo usuarios quieren tener acceso a los correos personales y oficiales, documentos y otros activos, sobre la marcha.

Sincronizar procesos, personas y producto es la clave

Esto tendrá un impacto radical sobre el paradigma de “negocio normal” – no sólo en el lugar de trabajo , sino en otros ambientes de infraestructura de servicios, incluyendo el centro de datos. Encontramos la necesidad de sincronizar procesos, personas y productos para aprovechar un conjunto más amplio de habilidades que son más que típicamente necesarias para alcanzar a los usuarios de forma trascendental:Enterprise user experience

Procesos – Los usuarios están inundados de información y datos a cada paso del negocio, así que es imperativo hacer los procesos más predecibles y confiables. Lo que muchas veces es olvidado cuando los expertos discuten la experiencia de usuario, es el hecho que los procesos son sencillos de seguir y no son demasiado críticos o complejos.

Personas – Es importante que la aplicación cuente con motivantes que inciten a los usuarios a actuar, a dar lo mejor de sí en el trabajo y a mantenerse en sus papeles dentro de la compañía. Al diseñar la aplicación, es importante analizar la cultura para mantener palancas de interacción de usuario para comprender y enfrentar su capacidad y competencia para ver cómo todas estas palancas encajan juntas para una interacción de usuario exitosa.

Productos – Los productos (junto con la tecnología) juegan un papel importante para ayudar a los usuarios con la flexibilidad y productividad. Con la adopción de las tendencias tecnológicas más recientes, los usuarios (en especial la fuerza de trabajo millenial) ahora pueden adoptar la innovación, mejorar la productividad y  promover un negocio ágil y responsivo con menores tiempos de lanzamiento a mercado.

Administra el cambio y la experiencia de usuario seguirá 

La base para una transformación de experiencia de usuario exitosa es la administración del cambio. Capgemini puede ayudar con Administración del Cambio de Procesos de Negocio (BPCM) con un esquema de trabajo estructurado y metodología para enfrentar el impacto y preparación de procesos, personas y productos, como se muestra en el siguiente caso de uso:

Enterprise user experience - use case