Una visión de la innovación de Premio Nobel

En 1895, el legado de Alfred Nobel fue crear lo que hoy es el premio más reconocido del mundo en diversos campos de la ciencia y la creatividad. ¿Su propósito? Honrar los logros que son “el mayor beneficio para la humanidad”.

Como uno de los cinco socios internacionales de Nobel, la asociación de Capgemini con Nobel Prize Outreach conlleva que compartimos un compromiso con este propósito original y fomentamos la innovación y la tecnología para crear un futuro sostenible para todos.

Todos los años, Nobel Prize Outreach lleva a cabo un programa de eventos destinados a inspirar a personas de todas las nacionalidades y generaciones sobre las increíbles posibilidades del esfuerzo científico. Entre otros se celebran los Diálogos del Premio Nobel, en los que los ganadores del Premio Nobel y otros pensadores de renombre mundial comparten sus conocimientos y experiencias con estudiantes y profesionales al comienzo de sus carreras.

© Nobel Media AB. Photo: A. Mahmoud

Tres colegas de Capgemini tuvieron la oportunidad de hablar recientemente con el astrofísico canadiense y premio Nobel, el profesor Arthur McDonald. El trabajo por el que fue premiado es un estudio de los neutrinos, escurridizas partículas subatómicas creadas en reacciones nucleares en el sol. Sus conclusiones muestran que los neutrinos tienen masa. Dado que el modelo estándar de la física se basa en neutrinos que carecen de masa, el innovador trabajo de McDonald demostró que el modelo debe revisarse.

 

Ser parte de la solución

Meijun Zhou es consultor del equipo de Applied Innovation Exchange de Capgemini en Shenzhen, China, y fue invitado a la reunión virtual con el profesor McDonald.

“Somos un equipo de innovación”, dice, “así que cuando escuché que había sido seleccionada para hablar con un premio Nobel, fue increíble.

“Es una oportunidad inusual. Quería preguntarle al profesor McDonald sobre los roles de la investigación y la innovación en la ciencia: ¿cómo aprendemos de lo que la gente ha hecho, tomando cosas existentes y juntándolas en formas innovadoras para crear algo nuevo?

“El profesor McDonald nos recordó que los científicos usan la información existente para generar nuevos conocimientos, y esto también se puede llamar innovación. No todo el mundo es inventor, pero mientras podamos extraer nuevos puntos de la información existente, estamos innovando. Nos dijo que no se puede saber todo sobre todo, pero se puede ser parte de la solución. Esa idea es muy útil para mí y realmente me da la confianza para progresar en mi carrera. Es una experiencia tan valiosa”.

Marcarse metas en el camino

Joseph Tedds también fue invitado a participar en la reunión con el profesor McDonald. Joseph es desarrollador de algoritmos cuánticos en Cambridge Consultants, parte de Capgemini Invent.

“Me sentí muy orgulloso de representar a Capgemini y conocer al profesor McDonald”, dice. “Una de las principales cosas con las que me quedé fue que habló sobre la necesidad de colaboración en la ciencia. Cuando nos habló de que los proyectos en los que había trabajado cuentan con cientos de colaboradores. Es posible que solo veamos el nombre de un premio Nobel en los medios, pero detrás de él hay un ran equipo”.

“También le pregunté sobre las presiones externas a las que te enfrentas en los proyectos que se marcan objetivos a largo plazo. Esto me interesa especialmente porque las tecnologías cuánticas son algo que llevará mucho tiempo madurar. Siempre habrá alguien preguntando, ‘¿Cuándo veré los resultados?’

“El proyecto del profesor McDonald tardó alrededor de 15 años en generar datos reseñables. Ese es el margen de tiempo en el que podríamos estar trabajando para cuántica. La respuesta es tener objetivos verificables a lo largo del camino, para poder revisar que está avanzando en la dirección correcta. Asegurarme de tener esos hitos controlados es muy importante para mí”.

Siempre cuestionándote

Trabajando en Toulouse como ingeniera de software, Imane Souffer fue la tercera colega de Capgemini invitada a conocer al profesor McDonald.

“Hago muchos análisis de datos y actualmente estoy trabajando en un proyecto de detección remota para monitorizar el flujo de carbono en la atmósfera”, dice.

“Para mí, las opiniones más inspiradoras que compartió el profesor McDonald fueron sobre cómo, como científico, nunca te rindes. Si quieres tener éxito, siempre debes seguir cuestionándote y seguir intentádolo. Todo el mundo tiene potencial, y tú eres el que tiene el control de tu destino si sigues creyendo. Cuando estás comenzando tu carrera, debes tener esa confianza para seguir adelante y convertirte en la persona que quieres ser”.

Imane dice que las ideas del profesor McDonald reflejan la forma de trabajar que ya está experimentando en Capgemini.

“Hay personas increíbles en Capgemini que están comprometidas con su trabajo y utilizan la ciencia y la tecnología para encontrar soluciones a los desafíos que encontramos en el mundo”, dice. “Si combinamos todo eso, apoyándonos unos a otros y compartiendo nuestro conocimiento, como lo hace el profesor McDonald, existen más probabilidades de que tengamos éxito en conseguir el futuro que queremos”.

Vídeo completo de la conversación con el premio Nobel, el profesor Arthur McDonald: