El pago digital sigue creciendo en todo el mundo, impulsado por el surgimiento de un nuevo ecosistema de pagos

Publish date:

Autor Moore, Michele

Madrid, 23 de octubre de 2017 Las operaciones de pago digital[1] crecerán un 10,9% anual hasta 2020[2], cuando alcanzarán los 726.000 millones, según el informe World Payments Report 2017 (WPR 2017), realizado por Capgemini, un líder en servicios de consultoría tecnología y outsourcing y BNP Paribas, entidad bancaria internacional, reconocida en servicios de banca transaccional y gestión de tesorería. El estudio señala, en particular, que las transacciones de pago digital en las economías emergentes crecerán a un ritmo del 19,6% anual, superior en más de tres veces a la tasa de crecimiento prevista en las economías maduras (5,6%). Más en concreto, es en la región de Asia[3] emergente, encabezada por China y la India, donde se prevé el mayor incremento, un 30,9%. En Europa, el crecimiento será de un 6,5% anual. Todas estas ratios de crecimiento anual son proyecciones para el periodo 2015-2020.

Por otra parte, se estima que, a nivel mundial, las operaciones de pago digital realizadas por las grandes y medianas empresas y las administraciones públicas habrán registrado un crecimiento anual del 6,5%, es decir, más de 122.000 millones de operaciones de pago mayoristas.

El aumento de la digitalización de los pagos entre empresas (B2B) está marcando las tendencias por regiones. Cabe destacar que en las economías maduras de la región de Asia-Pacífico[4], las pequeñas y medianas empresas están utilizando sistemas de facturación digital, tarjetas virtuales y sistemas financieros y contables alojados en la nube. Y en la Asia-Pacífico emergente, las tarjetas de pago son habituales entre empresas para simplificar y garantizar la seguridad de los pagos en la cadena de suministro.

 

Últimos dos años

En 2015, último año para el que existen datos consolidados del mercado de pagos mundial, el volumen de pagos digitales a nivel mundial creció un 11,2%, hasta alcanzar los 433.100 millones, la cifra más alta de crecimiento en una década. Los mercados emergentes fueron los principales conductores de esta alza, cifrada en un 21,6%. En los mercados maduros el incremento fue del 6,8% (un ascenso moderado ya que en 2014 fue un 6%).

Para el periodo 2015-2016, se estima que el crecimiento mundial de los pagos digitales habrá sido del 9,1%, con lo que superará los 472.000 millones de operaciones.

A pesar de la creciente expansión de las transacciones no monetarias, el pago en efectivo sigue siendo el predominante, especialmente para operaciones de poco valor. Según los datos del WPR, en los próximos años se prevé que la movilidad, los hogares conectados y el entretenimiento y medios impulsarán de manera significativa el número de pagos digitales, así como los canales alternativos como contactless, wearables y realidad aumentada.

Surgimiento de un nuevo ecosistema de pagos

El WPR 2017 señala que la confluencia de diversos factores está propiciando el nacimiento de un nuevo ecosistema de pagos. El dinamismo del marco regulatorio, que incluye los requerimientos de la PSD2[5]; la proliferación de las fintech, el cambio en las expectativas de empresas y clientes y su demanda de servicios de valor añadido, así como el incremento de las tecnologías facilitadoras de los pagos son algunos de los tractores que están configurando este ecosistema transformador.

Dentro de este nuevo y dinámico ecosistema, los diferentes partícipes en el sector de medios de pago deben revisar estratégicamente el papel que desempeñan”, afirma Anirban Bose, responsable a nivel mundial del área global de Banca y Mercados de Capital de Capgemini. “Los bancos deben abrazar la oportunidad de mejorar su abanico de servicios en colaboración con las fintech y desarrolladores externos. La aparición de tecnologías cada vez más avanzadas y la propia evolución del sector, donde convergen las Open API[6], los pagos inmediatos, la blockchain y la estandarización regulatoria, serán un aliciente para la colaboración.”

Nuevas oportunidades para el área de tesorería de las empresas

A través de las respuestas de los encuestados, el informe también profundiza en la propuesta de valor —y no solo en los retos— que el nuevo ecosistema representa para la gestión de tesorería de las empresas. Las demandas de estos profesionales, que reclaman mejores servicios de principio a fin y de mayor fiabilidad, están teniendo efecto en el sector de los pagos. En este contexto de intensa competencia, las entidades financieras tienen la oportunidad de reforzar el negocio ganando nuevos clientes corporativos y aumentando la actividad con los que ya tienen. La gestión de los flujos de caja es cada vez más digital y la automatización de las tareas recurrentes permite al personal del departamento financiero centrarse en labores de predicción y prevención del fraude. Actualmente, bancos y fintech exploran el uso de contratos inteligentes basados en blockchain para optimizar los procesos y, en operaciones de pago transfronterizas, los bancos también conducen investigaciones internas para desarrollar con blockchain plataformas de pago escalables.

En el nuevo ecosistema de pagos, los desarrolladores externos pueden interactuar directamente con los clientes de un banco del que son socios, planteando riesgos en los ámbitos de la privacidad de datos, la seguridad y la identificación de ciberataques. Aunque la colaboración y los sistemas abiertos arrojan amenazas de seguridad dentro del área de gestión de tesorería de las empresas, ahora estas esperan que sus entidades financieras les ayuden a mejorar sus infraestructuras y sistemas de seguridad.

El informe de Capgemini y BNP Paribas también señala un reto de primer orden en el nuevo ecosistema de pagos: la falta de uniformidad que existe por las diferentes normativas de los reguladores nacionales y las distintas interpretaciones que se han hecho. Como comenta Bruno Mellado, director a nivel mundial de Pagos y Cobros de BNP Paribas, “Los bancos y las multinacionales piden una mayor normalización en el sector y la armonización del marco regulador. Con la resolución de los problemas de seguridad y las mayores colaboraciones y alianzas en el nuevo escenario de pagos, se creará valor para empresas, bancos y fintech. El nuevo ecosistema podrá reducir una gran parte de los retos, pero no en su totalidad, a los que están expuestos bancos y empresas. Los participantes en este mercado pueden hacer frente a las incertidumbres que se generen a medida que evolucione el ecosistema de pagos trabajando con bancos y partners que tengan la experiencia apropiada.”

Impacto de las iniciativas en el entorno regulatorio

Las principales iniciativas de reguladores y de empresas del sector (KRII) orientadas a favorecer la competencia y reducir el riesgo, también son objeto de atención en el informe, pues arrojan complejidad al entorno regulatorio, estimulando la competencia entre proveedores y cambiando segmentos tradicionalmente inamovibles en la cadena de valor de los pagos. Las KRII tienen el potencial de mejorar la estandarización de normas y la transparencia, que se espera que originen innovaciones relevantes y duraderas para los clientes. Las KRII introducidas desde la edición anterior del World Payments Report, la de 2016, se centran en la moneda digital, la reducción del efectivo, las fintech y las API.

El informe también se ocupa de los diferentes retos que plantea la adopción de la PSD2 a cada uno de los actores que intervienen. Cuando entre en vigor la PSD2 en enero de 2018, Europa dará un paso importante en su transformación hacia un mercado digital totalmente interoperable, y se espera que tenga impactos considerables en bancos, proveedores de servicios de pago (PSP), fintech y empresas. No obstante, el WPR 2017 destaca que una falta de coordinación regulatoria o de gestión integrada de datos entre los bancos podría desembocar en conflictos de objetivos y competencia de agendas, reduciendo los efectos esperados de unificación y transparencia. Las KRII en torno a los sistemas de pagos inmediatos, la reducción del efectivo y la ciberseguridad podrían actuar como catalizadores para que los proveedores de servicios de pago creen soluciones que mejoren la satisfacción del cliente.

 

Metodología del World Payments Report 2017

El World Payments Report está orientado a los bancos y sus clientes corporativos. El WPR, de carácter anual, es una importante fuente de datos, tendencias y análisis en el ámbito de los medios de pago no monetarios a nivel mundial y por regiones, así como de las principales iniciativas reguladoras y de la industria (KRII). Por un lado, este año el informe recoge datos del mercado de pagos por diferentes regiones, agrupadas por criterios geográficos, económicos y de madurez en operaciones no monetarias: América del Norte (Canadá y Estados Unidos), Europa, Asia-Pacífico madura, Asia-Pacífico emergente, Latinoamérica y CEMEA[7]. El estudio también se basa en una encuesta realizada en junio de 2017 entre entidades financieras bancarias y no bancarias, fintech y empresas, así como en entrevistas en profundidad con expertos de la industria. Los resultados de la encuesta y las entrevistas se incorporan al análisis a lo largo de todo el informe.

Se puede descargar y navegar en digital por el informe World Payments Report 2017 en el microsite: www.worldpaymentsreport.com.

 

Acerca de Capgemini

Con más de 190.000 empleados presentes en más de 40 países, Capgemini es líder mundial en consultoría, tecnología y outsourcing, que este año 2017 celebra su 500 aniversario. En 2016, Capgemini alcanzó unos ingresos de 12.500 millones de euros a nivel mundial. En colaboración con sus clientes, Capgemini crea y proporciona las soluciones tecnológicas, digitales y de negocio que mejor responden a sus necesidades y que les permiten ser innovadores y competitivos. Siendo una organización profundamente multicultural, Capgemini ha desarrollado su propia forma de trabajar, la Collaborative Business ExperienceTM, basada en su modelo de producción Rightshore®.

Más información en https://www.capgemini.com/es-es/

Rightshore® es una marca registrada perteneciente a Capgemini.

 

Acerca de BNP Paribas

BNP Paribas es uno de los principales bancos de Europa, con implantación internacional. Tiene presencia en 74 países, con más de 192.000 empleados, de los cuales 146.000 trabajan en Europa. El Grupo destaca principalmente en tres actividades centrales: Mercados Internos y Servicios Financieros Internacionales (cuyas redes de banca minorista y servicios financieros están comprendidos en Banca y Servicios Minoristas) y Banca Corporativa e Institucional, que presta servicios a dos segmentos de clientes: empresas e inversores institucionales. El Grupo ayuda a todos sus clientes (particulares, asociaciones, empresarios, pymes, grandes empresas y clientes institucionales) a hacer realidad sus proyectos con soluciones que abarcan las áreas de financiación, inversión, ahorro y seguros.

En Europa el Grupo cuenta con cuatro mercados nacionales (Bélgica, Francia, Italia y Luxemburgo) y BNP Paribas Personal Finance es líder europeo en préstamos personales.

BNP Paribas está extendiendo su modelo integrado de banca minorista a los países de la cuenca mediterránea, Turquía, Europa del Este y una importante red en la región occidental de Estados Unidos. En sus actividades de Banca Corporativa e Institucional y de Servicios Financieros Internacionales, BNP Paribas ocupa también algunos de los puestos más altos en Europa, además de tener una fuerte presencia en todo el continente americano y un negocio sólido y de rápido crecimiento en la región de Asia-Pacífico.

[1] El pago digital o electrónico se refiere a los pagos no monetarios (non-cash payment transactions), como los realizados con tarjetas de crédito y débito, cheques, transferencias y cargos directos a cuenta.

[2] Tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) para el periodo 2015 – 2020.

[3] Incluye China, Hong Kong y la India, entre otros.

[4] Australia, Japón, Singapur y Corea del Sur.

[5]La Directiva de Servicios de Pago 2 (PSD2) de la Unión Europea exige a las entidades financieras que permitan a terceros el acceso a los datos de sus clientes, con el fin de incrementar la competencia en el mercado de servicios de pago.

[6]API es el acrónimo de Interfaz de Programación de Aplicaciones.

[7] CEMEA incluye Polonia, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, Turquía, Ucrania, Hungría, República Checa, Rumanía y otros mercados de Europa Central y Oriente Medio.

Nota de prensa_WPR17

Tamaño de archivo: 197,44 KB File type: PDF

World Payments Report I...

Tamaño de archivo: 1,84 MB File type: JPEG image
cookies.

Al continuar navegando en este sitio, acepta el uso de cookies

Para más información y para cambiar la configuración de las cookies en su ordenador, por favor lee nuestra política de privacidad

Cerrar

Cerrar información de cookies