Según el 12º Informe Anual sobre la Riqueza en el Mundo, publicado ayer por Merrill
Lynch (NYSE: MER) y Capgemini, los particulares del mundo con patrimonios elevados
y muy elevados destinaron en 2007 cantidades considerables a inversiones emocionales,
artículos de lujo tangibles como obras de arte, automóviles de lujo, yates privados,
equipos deportivos o joyas, e intangibles, como vacaciones de lujo, a pesar de
los costes crecientes y las turbulencias de los mercados financieros.

“El gasto de los grandes patrimonios se mantuvo sólido en 2007” explica Eva Castillo, responsable de Merrill Lynch Banca Privada para Europa,
Oriente Medio y África (EMEA).“La actividad se reforzó tanto en el mercado global de arte como en la industria
del lujo, lo que pone de manifiesto que los grandes patrimonios mantienen sus
inversiones en este tipo de bienes al margen de las condiciones económicas adversas”
.

El Informe también revela que, durante el año pasado, las personas acaudaladas
de los mercados emergentes demostraron una gran influencia sobre el mercado global
del lujo.

“Pese a que las turbulencias de los mercados financieros afectaron a Estados
Unidos durante el segundo semestre del año, los fabricantes de artículos de lujo,
los proveedores de servicios de gama alta y las casas de subastas, encontraron
clientes dispuestos en los mercados emergentes del mundo – principalmente, en
China, India, Rusia y Oriente Medio – y sostuvieron así su propio crecimiento”
comenta Andrés Guibert, responsable del Sector Financiero de Capgemini Consulting
en España.

Aunque las inversiones emocionales siguen gozando de buena salud entre los particulares
con patrimonios elevados y muy elevados, el Informe revela que las asignaciones
varían sensiblemente según las regiones, y también entre economías maduras y emergentes.

En lo que se refiere al gasto en inversiones emocionales tangibles, como colecciones
de arte, e intangibles, como viajes de lujo, surgen diferencias adicionales.

Los aviones privados, los yates por encargo, los automóviles de gama alta y otros
artículos coleccionables de lujo, representaron el 16,2% de las inversiones emocionales
del conjunto de los particulares con grandes patrimonios, seguidos de cerca por
las obras de arte, con un 15,9%. La joyería ocupa el tercer lugar con el 13,8%
y los viajes de lujo ocupan el cuarto con un 13,5%. Estas cuatro categorías –
las inversiones emocionales más caras examinadas en el Informe – representan conjuntamente
más de la mitad de todos los gastos en artículos de lujo.

Pese a los costes crecientes, el gasto de los particulares con patrimonios elevados
y muy elevados en cada una de las cuatro categorías mantuvo su dinamismo. El Forbes
Cost of Living Extremely Well Index (Índice Forbes del Coste de Vivir Extraordinariamente
Bien – CLEWI), que mide el aumento interanual del coste de una cesta determinada
de productos, subió un 6,2% entre 2006 y 2007, más del doble que la tasa de inflación.
Pese a las enormes subidas de precios, diversos segmentos de artículos de lujo
registraron cifras de ventas récord en 2007.

Preferencias globales: productos coleccionables de lujo

En el año 2007, los productos coleccionables de lujo fueron la inversión emocional
más popular entre las personas con patrimonios elevados y, especialmente, entre
los latinoamericanos. Según la compañía estadounidense General Dynamics, aunque
los norteamericanos han sido tradicionalmente los mayores compradores de aviones
privados, el año pasado la demanda de aviones Gulfstream por parte de compradores
extranjeros superó por primera vez a la de los norteamericanos.

Por otra parte, Ferrari registró un crecimiento sin precedentes en los mercados
emergentes, con un aumento de las ventas del 47,2% en la región de Asia-Pacífico
y del 32,3% en Oriente Medio. Dos de los principales mercados tradicionales de
Ferrari – EE.UU. y Alemania – registraron un elevado crecimiento de las ventas,
aunque de un solo dígito.

En los últimos años, el dominio del mercado de los yates, que desde hace mucho
tiempo estaba en manos de los grandes patrimonios de Oriente Medio, ha pasado
a los compradores rusos. Se cree que el propietario del Eclipse, considerado el
mayor yate privado del mundo, aún en fase de construcción, es un multimillonario
ruso.

Preferencias globales: obras de arte

La demanda de obras de arte fue sólida tanto en los mercados maduros como en
los emergentes. Como en años anteriores, el número de europeos (22%) y latinoamericanos
(21%) que invirtieron en 2007 en obras de arte fue superior al de sus colegas
norteamericanos (11%), de Oriente Medio (10%) y de Asia (13%). Sin embargo, los
particulares con patrimonios muy elevados asignaron más a obras de arte que a
ninguna otra categoría de artículos de lujo.

Desde Moscú a Bombay, muchos particulares que acumularon grandes fortunas durante
el boom global de las materias primas, tuvieron una participación activa en las
subastas de arte del año pasado. Tanto Christie’s International como Sotheby’s
se beneficiaron de la expansión de la economía rusa y sus ventas totales a este
país ascendieron a 324,9 millones de dólares, lo que supone un aumento del 45%
frente al total de 223,6 millones de dólares del año 2006.

Preferencias globales: joyería, piedras preciosas y relojes

Aunque la joyería, las piedras preciosas y los relojes fueron la tercera categoría
de inversiones emocionales más populares de la población mundial de personas con
grandes patrimonios en el año 2007, en el caso de los grandes patrimonios de Oriente
Medio y Asia ocuparon la primera posición.

Preferencias globales: viajes de lujo/experiencias

Dado que los artículos de lujo cada vez están más al alcance de la clase media
alta, especialmente en los mercados más maduros, los grandes patrimonios continuaron
diferenciándose el año pasado con “experiencias exclusivas”. En consecuencia, la población de personas con patrimonios elevados gastó una
cantidad considerable en este tipo de caprichos, incluidos viajes improvisados
a Italia para correr al volante de un Ferrari, o viajes de tres semanas alrededor
del mundo con paradas en el Serengeti africano y el Machu Picchu peruano. Los
viajes filantrópicos también están en alza y un mayor número de grandes patrimonios
busca la oportunidad de realizar tareas de beneficencia, aunque disfrutando al
mismo tiempo de alojamientos de lujo. Los touroperadores organizan las visitas
de sus clientes acaudalados a escuelas, consultorios médicos y barrios pobres,
para que comprueben por sí mismos cómo podrían emplearse sus donaciones. En los
dos últimos años, según el touroperador de lujo Artisans of Leisure, la demanda
de viajes de este tipo ha crecido un 15%.

Previsiones para el futuro

Los analistas del sector afirman que el mercado mundial del arte y el sector
del lujo suelen llegar tarde a las desaceleraciones económicas, lo que puede explicar
por qué no sufrieron el impacto de las turbulencias de los mercados financieros
en el año 2007. Sin embargo, la historia demuestra que las inversiones en obras
de arte, aviones privados, automóviles de lujo y otros artículos de gama alta,
suelen comportarse bien durante estos periodos de retroceso económico. De hecho,
los analistas indican que la nueva riqueza y la demanda de consumo creciente de
Asia, Europa del Este y Oriente Medio continuarán imponiéndose a las presiones
de la depresión económica en los mercados occidentales.

Para más información en relación con la complejidad y la competitividad del mercado
mundial de la gestión de patrimonios, consulte el libro recién publicado “WEALTH:
How the World’s High-Net-Worth Grow, Sustain, and Manage Their Fortunes” de Merrill
Lynch y Capgemini.

Sobre Merrill Lynch

Merrill Lynch es una de las principales compañías de gestión de patrimonios,
mercados financieros y asesoramiento del mundo, con oficinas en 40 países y territorios
y activos totales de clientes por valor de 1,6 billones de dólares aproximadamente.
Como banco de inversión, es uno de los primeros intermediarios y aseguradores
globales de valores y derivados en una amplia gama de clases de activos y actúa
como asesor estratégico de corporaciones, gobiernos, instituciones y particulares
de todo el mundo. Merrill Lynch posee aproximadamente la mitad de BlackRock, una
de las mayores compañías cotizadas de gestión de inversiones del mundo, con más
de un billón de dólares de activos gestionados.

Sobre Capgemini

Capgemini, uno de los proveedores mundiales más destacados de servicios de consultoría,
tecnología y outsourcing, permite la transformación y la generación de resultados
por sus clientes a través de la tecnología. Capgemini ofrece a sus clientes ideas
y capacidades que amplían su libertad para lograr unos resultados superiores mediante
su exclusivo modo de trabajar denominado Collaborative Business Experience y mediante
un modelo mundial de ejecución denominado Rightshore®, que aspira a ofrecer los
recursos adecuados en la localización correcta a un coste competitivo. Con presencia
en 36 países, Capgemini registró unos ingresos mundiales de 8.700 millones de
euros en el año 2007 (alrededor de 12.000 millones de dólares) y emplea a más
de 83.000 personas en todo el mundo.

Utilizando los servicios de 5.000 consultores con una dilatada experiencia sectorial
y funcional, Capgemini Consulting es la división de Consultoría de Estrategia
y Gestión del Grupo Capgemini. Con vistas a apoyar a sus clientes en la transformación
de su organización, Capgemini Consulting desarrolla e impulsa las estrategias
mejor adaptadas para estimular su crecimiento y competitividad. BIS (Business
and Information Strategy) es la práctica consultiva de Capgemini Consulting que
ayuda a los Directores Ejecutivos (CXOs) y Directores de Tecnología de la Información
(CIOs) a maximizar el valor del vínculo entre Empresa y TI, mejorar el rendimiento
del departamento de TI y ofrecer programas de transformación de envergadura destinados
al éxito.