Informe de Capgemini Invent y el MIT

El futuro de la innovación digital pasa por modelos híbridos

Publish date:

Para incorporar nuevas tecnologías y maximizar los beneficios que aportan a su negocio, las grandes empresas recurren y coordinan numerosas fuentes de innovación

Madrid, 19 de mayo de 2020.- El informe pone de manifiesto el valor de dominar la innovación digital para conseguir una ventaja competitiva, así como los retos que las tecnologías emergentes están planteando a la hora de reunir las capacidades requeridas. La introducción de tecnologías nuevas, como internet de las cosas (IoT) y la inteligencia artificial (IA), representa multitud de oportunidades de negocio para las empresas. Sin embargo, la implantación con éxito de estas innovaciones requiere que las organizaciones lleven a cabo una profunda transformación de los sistemas de innovación empresarial, incluidos sus procesos y sus capacidades para la coordinación de fuentes externas diversas, como universidades, start ups, terceros y crowdsourcing (colaboración abierta distribuida).

Dedicando especial atención a las tendencias en materia de innovación empresarial, el estudio revela que las empresas siguen ampliando su inversión en transformación digital: el 62% de las empresas afirma que han invertido “más” o “mucho más” en innovación digital en comparación con cinco años atrás. Esta inclinación hacia lo digital es incluso más pronunciada cuando se evalúan los proyectos de empresa de mayor éxito; el 95% de los directivos encuestados contestó que sus proyectos más fructíferos fueron esencialmente digitales. En los últimos años también se ha observado cómo una nueva oleada de tecnologías digitales – IA, IoT, realidad virtual y aumentada (RA/RV), 5G y otras – ha dado origen a innumerables oportunidades de negocio para seguir innovando.

“La economía digital, en continua evolución, y la creciente extensión de tecnologías disruptivas están modificando enormemente el paisaje de la innovación empresarial. Las empresas deben adaptar sus prácticas de innovación y avanzar hacia modelos híbridos que establezcan un equilibrio entre fuentes internas y externas”, explica Didier Bonnet, vicepresidente ejecutivo de Capgemini Invent y promotor de la alianza de investigación con MIT. “La clave para hacer frente al reto de la innovación en la era digital es identificar pronto las capacidades críticas que se necesitan, crear arquitecturas de innovación claras para conseguir un equilibrio entre innovación interna y externa y contar con un plan bien definido que ayude a incorporar a la organización las capacidades estratégicas clave”.

Según el estudio, el 94% de las 320 grandes empresas[1] encuestadas utiliza dos o más fuentes externas de innovación y destaca que esta ha pasado a ser la norma en la actualidad. Las nuevas capacidades requeridas para aprovechar las oportunidades ofrecidas por la innovación no siempre están disponibles internamente, por lo que las grandes empresas deben buscar y acceder a ellas allá donde estén. Sin embargo, el estudio también pone de manifiesto que las empresas no están abandonando sus fuentes internas, ya que ofrecen numerosas ventajas. Cuando se han utilizado fuentes internas, el 87% de los proyectos de la empresa generó una ventaja que se mantuvo en el tiempo. En comparación, solo el 60% de los proyectos basados en fuentes externas produjo una ventaja competitiva persistente, y en el 40% de las ocasiones, competidores o agentes externos los igualaron o superaron. Para explorar satisfactoriamente nuevas tecnologías o nuevos mercados, procesos o modelos de negocio, las grandes empresas deben utilizar una combinación de innovación interna y externa, si quieren tener éxito. El informe recomienda seguir los tres pasos siguientes en el marco de la innovación para desarrollar las capacidades requeridas:

  • Identificar las competencias tecnológicas: Identificar las capacidades tecnológicas que pueden ser críticas en el futuro. Para ello, el principal elemento a tener en cuenta será si la adquisición de las nuevas tecnologías marcará una diferencia respecto de los competidores.
  • Crear una arquitectura: Para el desarrollo de nuevas fuentes de innovación las empresas deben reconstruir sus arquitecturas de innovación, a fin de poder gestionar tanto las fuentes de innovación internas como las externas. Es, pues, importante, sentar las bases adecuadas para ello.
  • Desarrollar procesos de transferencia: Crear una hoja de ruta que establezca de forma clara cómo se van a incorporar a la empresa, a medio y largo plazo, las capacidades y competencias desarrolladas externamente.

El Dr. Neil Thompson, del MIT, ha manifestado: “Nuestro trabajo pone de relieve que no existe un único modelo “bueno” de innovación aplicable a todos los casos. Por el contrario, las empresas deben estudiar qué tecnologías van a necesitar y las capacidades que les ayudarán a conseguir su implantación, y construir su sistema de innovación sobre esa base. Para acceder a conocimientos especializados fuera de lo corriente y de vanguardia es necesario disponer de una cartera variada de fuentes externas de innovación. Para convertir esas capacidades en una ventaja competitiva duradera, será necesario incorporar el mayor número de esas competencias clave a la propia organización a largo plazo”.

Para leer el informe completo, haga clic aquí.

 

Sobre la investigación:

El estudio fue realizado por el MIT y Capgemini Invent durante el ciclo de investigación 2017-2020 centrado en el tema “Innovación empresarial en una Era Digital”. El equipo llevó a cabo entrevistas en profundidad con 30 grandes empresas de diversos sectores y zonas geográficas con el fin de obtener un conocimiento en detalle de sus prácticas y sistemas de innovación. A continuación se estructuró y realizó una encuesta para obtener datos cuantitativos sobre esas prácticas y sistemas. Por medio de Phronesis Partners, se consultó con responsables del área de innovación de 320 grandes empresas (con una facturación anual de más de 500 millones de USD) y se reunieron datos sobre 640 proyectos de innovación. La muestra comprendía empresas de EE.UU., China, Reino Unido, Alemania, Francia, Australia, Japón y Corea del Sur, de siete sectores distintos.

 

Sobre Capgemini Invent

Como marca de consultoría, innovación y transformación digital del Grupo Capgemini, Capgemini Invent ayuda a los equipos de alta dirección a anticiparse al futuro y preparar a sus organizaciones para lo que está por venir. Con más de 30 oficinas y 22 estudios creativos repartidos por todo el mundo, cuenta con un equipo formado por más de 6.000 profesionales que combinan estrategia, tecnología, ciencia de datos y diseño creativo con amplios conocimientos de los distintos sectores para desarrollar soluciones digitales nuevas y los modelos de negocio del futuro.

Capgemini Invent forma parte de Capgemini, líder global en servicios de consultoría, transformación digital, tecnología e ingeniería. Grupo Capgemini está a la vanguardia de la innovación para abordar la diversidad de oportunidades que tienen sus empresas clientes en el dinámico entorno de las plataformas, la nube y lo digital. Respaldada por una sólida trayectoria de más de 50 años y una dilatada experiencia multisectorial, Capgemini ayuda a las compañías a alcanzar sus objetivos de negocio mediante una amplia gama de servicios que cubre desde la estrategia, hasta las operaciones. Capgemini actúa bajo la firme convicción de que el valor de negocio de la tecnología se genera y desarrolla a través de las personas. Se trata de una compañía multicultural de 270.000 profesionales, presente en casi 50 países y, junto con Altran, en 2019, el grupo registró unos ingresos mundiales combinados de 17.000 millones de euros.

 

Más información en www.capgemini.com/es-es/

People matter, results count

 

[1] Por gran empresa para este estudio se entiende la que obtuvo un volumen de facturación igual o superior a 500 millones de USD en 2017

NP Innovación con MIT

Tamaño de archivo File type: PDF

Corporate Innovation

Tamaño de archivo File type: PDF