Según el 12º Informe Anual sobre la Riqueza en el Mundo, publicado hoy por Merrill
Lynch (NYSE: MER) y Capgemini, el número de particulares con patrimonios elevados
– personas con unos activos financieros netos superiores a un millón de dólares
excluyendo primera vivienda y consumibles- aumentó un 6% en 2007, hasta alcanzar
los 10,1 millones. Por primera vez en la historia del informe, los activos medios
de estos particulares superaron los 4 millones de dólares. Además, la riqueza
en manos de estos particulares registró un aumento del 9,4% en 2007, hasta los
40,7 billones de dólares, debido al crecimiento de la capitalización bursátil
en las economías emergentes.

Por otra parte, el número de particulares con patrimonios muy elevados – personas
con unos activos financieros netos superiores a 30 millones de dólares excluyendo
primera vivienda y consumiblescreció un 8,8% en 2007.

El año 2007 ha sido un periodo de transición para la economía mundial, caracterizado
por dos entornos económicos claramente opuestos. Por un lado, la dinámica arrastrada
desde 2006 contribuyó a mantener el crecimiento en los primeros meses de 2007,
pero a finales de año la economía se enfrentó a una intensificación de la incertidumbre.

El crecimiento mundial se mantuvo sólido en 2007, tanto en términos de PIB real
como de capitalización bursátil, los dos determinantes principales de la generación
de riqueza. Las ganancias sustanciales del primer semestre de 2007 impulsaron
el aumento del número de grandes patrimonios en todo el mundo, mientras que, en
el segundo semestre del año, la resistencia de las economías emergentes compensó
la desaceleración de las economías maduras. La economía global creció un 5,1%,
respecto al 5,3% del año 2006.

El liderazgo de las economías emergentes y los países BRIC

El marcado crecimiento de las economías emergentes estuvo en gran parte impulsado
por la prosperidad de los sectores de exportación y el aumento de la demanda interna.
El mayor crecimiento regional respecto al número de personas con patrimonios elevados
tuvo lugar en Oriente Medio, Europa Oriental y Latinoamérica, con incrementos
del 15,6%, 14,3% y 12,2%, respectivamente. El aumento de las exportaciones de
materias primas, unido a la creciente aceptación internacional de los centros
financieros emergentes como actores globales significativos, contribuyó a la tasa
de crecimiento de las economías emergentes.

Los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China), impulsados por las mejoras económicas
y el fuerte crecimiento de la capitalización bursátil, han seguido desempeñando
un papel fundamental en la economía mundial.

“Según el Informe, el número de patrimonios elevados y el volumen de riqueza
que controlan, ha aumentando en 2007 gracias a la evolución de la riqueza en mercados
emergentes como India, China y Brasil”, explica Eva Castillo, Responsable de Merrill
Lynch Banca Privada para Europa, Oriente Medio y África (EMEA). “Si bien las tendencias
indican que existen oportunidades para que las firmas de gestión de patrimonios
aprovechen los mercados en crecimiento, el éxito lo alcanzarán aquellas compañías
que reconozcan que sus estrategias actuales de servicio, ejecución y tecnología,
tienen que modificarse y adaptarse para satisfacer las necesidades particulares
de estos mercados objetivo”.

Con un 22,7%, India se situó a la cabeza del mundo en cuanto al crecimiento del
número de grandes patrimonios, gracias al aumento del 118% de la capitalización
bursátil y a un crecimiento del PIB real del 7,9%. Aunque este último sufrió una
desaceleración en comparación con el 9,4% del año 2006, los niveles actuales se
consideran más estables y sostenibles. A finales de 2007, las dos principales
bolsas de India – la Bolsa de Bombay y la Bolsa Nacional – figuraban entre las
12 principales del mundo gracias al impulso de las ofertas públicas de venta (OPV)
y al mayor interés internacional.

Con un 20,3%, China experimentó el segundo mayor crecimiento del número de grandes
patrimonios, reforzado por un aumento de la capitalización bursátil del 291% y
un crecimiento del PIB real del 11,4%. El aumento significativo de los precios
y la sólida actividad de OPV impulsó a la Bolsa de Shangai hasta el sexto puesto
mundial por capitalización bursátil.

Aunque las tasas de crecimiento de la capitalización bursátil y el PIB real de
China fueron superiores a las de India, el número de grandes patrimonios creció
más en este segundo país en 2007. El Informe indica que, como la capitalización
bursátil y el PIB real se distribuyen en China entre una población mayor, las
ganancias per cápita fueron menores en este país. En 2006, el crecimiento de la
capitalización bursátil de India fue superior al de la renta nacional bruta, lo
que afectó sensiblemente al crecimiento del número de grandes patrimonios. Además,
en este momento, China está experimentando un crecimiento explosivo de sus “masas acomodadas” que aún no han superado el nivel crítico del millón de dólares.

Brasil ocupó el tercer puesto en cuanto a crecimiento del número de grandes patrimonios
en 2007 con un aumento del 19,1%, estimulado por un incremento de la capitalización
bursátil del 93% y un crecimiento del PIB real del 5,1%. Las entradas netas de
capital privado en Latinoamérica se duplicaron durante 2007, contribuyendo al
cuarto puesto de la Bolsa de Bovespa entre los principales mercados mundiales
de OPV, y al aumento de 7,2 puntos en su cuota de mercado. Según el Informe, esta
evolución sirvió de respaldo para el asentamiento y la integración global del
sistema financiero brasileño.

Por otra parte, el crecimiento del número de grandes patrimonios de Rusia se
situó entre los 10 mayores del mundo, pese a su desaceleración desde el 15,5%
en 2006 hasta el 14,4% en 2007. Las sólidas ganancias del 37,6% en capitalización
bursátil y 7,4% en PIB real dan fe del creciente interés internacional en el país
como protagonista global, lo que indica que la evolución actual de las relaciones
externas de Rusia probablemente será positiva para los fundamentales de la economía.

El aumento de la capitalización bursátil se dispara en los mercados emergentes

Dado que una parte sustancial del patrimonio de las grandes fortunas está invertido
en los mercados bursátiles, la evolución de la capitalización es un determinante
fundamental de la generación de la riqueza. Si bien los índices bursátiles tradicionales
de Estados Unidos, Europa y Asia experimentaron un crecimiento moderado, muchos
mercados emergentes prolongaron las rachas de ganancias sólidas. Por ejemplo,
algunos índices Dow Jones consiguieron rentabilidades moderadas en 2007, con una
media del 6,8%, muy por debajo de la media del 17,3% que alcanzó en 2006 y, en
comparación con ese año, las ganancias del mercado en 2007 no consiguieron un
impacto tan positivo sobre la generación de riqueza de las personas con grandes
patrimonios.

La mayoría de los índices europeos y asiáticos sólo consiguieron crecimientos
inferiores al 5%; el menos rentable del mundo, el Nikkei 225, perdió un 11,1%,
mientras que el más rentable de Europa, el DAX alemán, fue el único índice tradicional
importante que mejoró su rentabilidad de 2006 y mantuvo un crecimiento de dos
dígitos.

Las Bolsas de Shangai y Shenzhen crecieron un 303% y 244%, respectivamente, debido
sobre todo, a los incrementos de los precios. La Bolsa de Bombay y la Bolsa Nacional
de India registraron tasas de crecimiento respectivas del 122% y 115%.

“La brecha entre el crecimiento de la capitalización bursátil de las economías
maduras y las emergentes fue mucho más pronunciada en 2007 que en años anteriores”
, afirma Andrés Guibert, Responsable del Sector Financiero de Capgemini Consulting
en España. “Pese a la desaceleración del crecimiento de las bolsas tradicionales y a una
volatilidad del mercado significativa, algunas bolsas de los mercados emergentes
registraron ganancias sólidas en 2007 y aceleraron la creación global de riqueza.”

La oleada récord de OPV y otras inversiones atraen a los grandes patrimonios
hacia los mercados emergentes

Los mercados emergentes contribuyeron significativamente al récord mundial de
OPV en 2007. A lo largo de este año, más de 1.300 Operaciones Públicas de Venta
generaron unos 300.000 millones de dólares, y 7 de las 10 mayores operaciones
tuvieron lugar en los mercados emergentes. Los países BRIC exhibieron una fortaleza
especial con el 39% del volumen de las OPV globales frente al 32% en 2006.

Las entradas netas de capital privado en los mercados emergentes también aumentaron
en 2007. Por países, China atrajo el mayor volumen absoluto de capital privado,
con unos 55.000 millones de dólares. El destino regional más popular fue Europa
Emergente, que atrajo 276.000 millones de dólares. Asia Emergente sufrió una caída
de las entradas de capital privado del 20%; en parte, este hecho refleja que los
flujos de renta variable ayudaron a los responsables políticos a acumular reservas
de divisas, que llegaron a un nivel aproximado de un billón de dólares solamente
en China. Sin embargo, las entradas de capital privado en Latinoamérica se duplicaron
hasta los 106.000 millones de dólares en 2007.

En conjunto, la evolución de los hedge funds o fondos de inversión libre en 2007
fue positiva, con una ganancia media del 12,6%, ligeramente inferior a la de 2006.
La rentabilidad de los hedge funds superó a la de los índices bursátiles tradicionales,
impulsada por una ganancia media del 20,3% en los mercados emergentes. En los
últimos años, una proporción creciente de los activos de los hedge funds tuvieron
su origen en la inversión institucional frente a los clientes con patrimonios
elevados, lo que altera el determinante principal del crecimiento del sector.

La captación e inversión de los fondos de capital riesgo alcanzó en 2007 sus
niveles más altos desde el año 2001. Las nuevas oportunidades en tecnologías limpias
ampliaron las posibilidades para el sector de las energías renovables, que registró
un récord de emisiones, encabezadas por la OPV de 6.500 millones de dólares de
un grupo español de servicios públicos y la OPV de 1.200 millones de dólares de
un fabricante brasileño de azúcar y etanol. La inversión total en tecnologías
limpias aumentó un 35%, estimulada por unas ganancias en 2007 superiores al 50%
en numerosos índices de referencia del sector.

Desaceleración en las economías maduras

Los efectos de la desaceleración de la economía estadounidense pesaron sobre
otras economías maduras, como se desprende del menor crecimiento del PIB y la
debilidad de los mercados de renta variable en algunas zonas de Europa y Asia.
Esta evolución estuvo alimentada por tres factores principales: el enfriamiento
del mercado de la vivienda, la contracción de la disponibilidad de crédito y la
mayor volatilidad y los descensos de los precios en los mercados de renta variable.
Esta cadena de acontecimientos afectó a los consumidores y las instituciones,
dificultando su capacidad para mantener la liquidez y hacer negocio.

El número de grandes patrimonios europeos creció un 3,7%, hasta los 3,1 millones
de personas, mientras que la riqueza en manos de estos particulares creció un
5,3% en 2007, hasta los 10,6 billones de dólares. Por su parte, España experimentó
un crecimiento del 4% en el número de grandes patrimonios, lo que supone un total
de 164.000 particulares.

En línea con los descensos de los mercados de viviendas, los índices de REITs
(fondos de inversión inmobiliaria) sufrieron pérdidas sustanciales en todo el
mundo, lo que contrasta con las sólidas ganancias de 2006. Las rentabilidades
de los mercados mundiales de renta variable demostraron la divergencia existente
entre los mercados maduros y los emergentes: los índices MSCI Global registraron
contracciones del 0,1% y 3,2% en Europa y Estados Unidos respectivamente, en el
segundo semestre del año, frente a ganancias del 10,4% y 6,3% en el primer semestre.
Liderados por Latinoamérica a principios de año y por los países BRIC en el segundo
semestre, los índices MSCI Global de Mercados Emergentes tuvieron un comportamiento
excelente. Las pérdidas en los mercados de renta variable de las economías maduras
repercutieron en todos los mercados de crédito internacionales en el segundo semestre
de 2007. La desaceleración económica de Estados Unidos arrastró una fuerte depreciación
del dólar frente a la mayoría de las divisas importantes del mundo: el dólar perdió
un 10,5%, un 15,8% y un 17%, con respecto al euro, al dólar canadiense y al real
brasileño, respectivamente.

Desde que finalizó el año 2007, los indicadores económicos de Estados Unidos
han continuado deteriorándose; cabe destacar la desaceleración del consumo privado,
el enfriamiento del mercado de la vivienda y el empeoramiento de la situación
de los mercados laborales. Los primeros meses del año 2008 se han caracterizado
por un frenesí de acontecimientos en los mercados internacionales de crédito y
renta variable, todos ellos con origen en la desaceleración económica de Estados
Unidos. Al principio, el mayor riesgo de empeoramiento del crecimiento en Estados
Unidos, así como las consecuencias de largo alcance de la contracción de los mercados
de crédito internacionales, pesó mucho sobre los mercados de renta variable de
todo el mundo. A mediados de enero, las pérdidas sufridas por prácticamente todos
los mercados regionales superaron el 10%.

Sin embargo, los mercados maduros han recuperado cierta estabilidad y rebajado
la pérdida media hasta el 4% aproximadamente, mientras que los mercados emergentes
han recuperado y superado las pérdidas sufridas, lo que ha generado una ganancia
neta media a mediados de abril.

Cambio hacia unas inversiones más seguras y conocidas.

Los entornos macroeconómicos divergentes en ambos extremos de 2007 contribuyeron
a definir las estrategias de asignación de activos de las personas con patrimonios
elevados. Basándose en el optimismo de 2006, durante los primeros meses de 2007
los grandes patrimonios apostaron fuertemente por las clases de activos de mayor
riesgo. Ahora bien, según avanzaba el año y se intensificaban las turbulencias
de los mercados financieros y la incertidumbre económica, los grandes patrimonios
comenzaron a retroceder y trasladaron sus inversiones hacia clases de activos
más seguras y menos volátiles.

El Informe revela que el efectivo, los depósitos y los títulos de renta fija
representaban el 44% de los activos financieros de los grandes patrimonios, con
un aumento de 9 puntos porcentuales con respecto a 2006. Los títulos de renta
fija experimentaron un aumento de 6 puntos porcentuales en la asignación de activos,
con un 27% de las inversiones frente al 21% de 2006.

Globalmente, los grandes patrimonios continuaron reduciendo sus posiciones en
Norteamérica y mostraron un mayor interés por las inversiones en sus mercados
internos, prefiriendo los terrenos más conocidos en un marco de intensificación
de la incertidumbre económica.

La inversión verde cobra impulso

Debido al interés general por el medio ambiente, la inversión verde ha ganado
mucha popularidad en todo el mundo en los últimos años, ya que ofrece a los inversores
rentabilidades lucrativas y la oportunidad de participar activamente en la responsabilidad
social. La gama de vehículos con los que apoyar iniciativas verdes, como fondos
de inversión, fondos cotizados y otros productos de fondos, o inversiones alternativas,
impulsó un crecimiento sólido de estos sectores. La inversión total en tecnologías
limpias se incrementó hasta 117.000 millones de dólares en 2007, lo que supone
un crecimiento del 41% desde 2005, con una fortaleza notable de los segmentos
eólico y solar.

Las poblaciones de los patrimonios elevados y muy elevados más concienciadas
medioambientalmente fueron las de Oriente Medio y Europa, con participaciones
entre el 17% y el 21% en 2007. Por su parte, sólo el 5% de los patrimonios elevados
y el 7% de los patrimonios muy elevados de Norteamérica, asignaron una parte de
sus carteras a inversiones verdes. Norteamérica también fue la única región en
la que la responsabilidad social fue el determinante principal de la inversión
verde de los grandes patrimonios.

Entre los particulares con patrimonios elevados de todo el mundo, alrededor de
la mitad señalan la rentabilidad financiera como motivo principal de su asignación
a inversiones verdes. El Informe prevé un crecimiento continuado de este tipo
de inversiones.

Previsiones para el futuro

A pesar de la intensificación de la incertidumbre con respecto a las perspectivas
mundiales a corto plazo, los fundamentales aún sólidos de los mercados emergentes
probablemente sostengan unos niveles altos de crecimiento. El equilibrio entre
la fortaleza de los mercados emergentes y la recuperación de los mercados maduros
probablemente persista a lo largo de 2008, y las perspectivas a corto plazo estarán
sujetas a variaciones dado que aún pueden existir algunos aspectos de riesgo potencial
desconocidos.

En conjunto, la economía mundial tiene que superar dos obstáculos claros: los
inhibidores de crecimiento en los mercados maduros y los elevados riesgos de inflación
en los mercados emergentes. El éxito en hacer frente a estos desafíos configurará
las perspectivas de crecimiento mundial del número de grandes patrimonios en el
futuro. Dadas las rentabilidades del año 2007 y considerando la evolución reciente
de los mercados mundiales, el Informe indica que la riqueza global de los grandes
patrimonios aumentará hasta los 59,1 billones de dólares en el año 2012, avanzando
a una tasa anual del 7,7%.

Para más información en relación con la complejidad y la competitividad del mercado
mundial de la gestión de patrimonios, consulte el libro recién publicado “WEALTH:
How the World’s High-Net- Worth Grow, Sustain, and Manage Their Fortunes” de Merrill
Lynch y Capgemini.

Sobre Merrill Lynch

Merrill Lynch es una de las principales compañías de gestión de patrimonios,
mercados financieros y asesoramiento del mundo, con oficinas en 40 países y territorios
y unos activos totales de clientes por valor de 1,6 billones de dólares. Como
banco de inversión, es líder en el mercado internacional de intermediación y aseguramiento
de valores y derivados de una amplia gama de clases de activos y asesor estratégico
de empresas, gobiernos, instituciones y particulares de todo el mundo. Merrill
Lynch posee aproximadamente la mitad de BlackRock, una de las mayores compañías
cotizadas de gestión de inversiones del mundo, con más de un billón de dólares
de activos gestionados. Para más información sobre Merrill Lynch, consulte nuestra
web en www.ml.com.

Sobre Capgemini

Capgemini, uno de los líderes en servicios de Consultoría, Tecnología y Outsourcing
del mundo ayuda a sus clientes a transformar y mejorar su negocio haciendo uso
de las tecnologías más adaptadas a sus necesidades. La compañía se compromete
a favorecer la libertad de acción de sus clientes y a optimizar sus resultados.
Para ello se apoya en un método de trabajo único que ha denominado Collaborative
Business Experience y en un modelo de producción llamado Rightshore®, que consiste
en disponer del recurso idóneo en el lugar adecuado, en el momento justo y con
la máxima eficiencia. Presente en 36 países, Capgemini ha alcanzado unos ingresos
globales de 8.703 millones de euros en 2007. Capgemini tiene unos 83.000 empleados
en todo el mundo.

La división de Financial Services de Capgemini ocupa una posición avalada por
su profunda experiencia sectorial, la mejora de su oferta de servicios y una capacidad
mundial de próxima generación para atender al sector de los servicios financieros.
Con una red de 15.000 profesionales que dan servicio a más de 900 clientes de
todo el mundo, hacemos avanzar las empresas con soluciones vanguardistas y mejores
prácticas en Banca, Seguros, Mercados Financieros e Inversiones.