Quien mucho corre pronto para, reza el refranero español. De todos es sabido que las escaleras se suben escalón a escalón, ya se encargaban nuestras madres de recordárnoslo, si tratas de subirlas de tres en tres corres el riesgo de caer.  Esta afirmación aplica a muchos ámbitos, pero es de especial relevancia cuando se trata de la transformación digital.

La transformación digital es un proceso continuado en el tiempo, en el que se ven implicados muchos factores más allá de los tecnológicos. De nada sirve digitalizar una compañía si no damos facultades a los empleados para ser capaces de adoptar la digitalización en su trabajo. De hecho, el cambio cultural de la organización es considerado el reto más complejo de la transformación digital para las empresas españolas.

En este proceso no hay atajos, podemos acelerarlo si la implicación estratégica y los esfuerzos llevados a cabo son mayores pero en ningún caso podemos saltar los pasos necesarios si queremos llevar a cabo una auténtica transformación digital que sea sostenible. Estos pasos tienen implicaciones a todos los niveles de la compañía, por eso es necesario  que la transformación se lidere de forma combinada entre IT y negocio.

Desde el área de marketing digital de Capgemini entendemos que es necesario enfocar la transformación digital llevando a cabo una inmersión digital progresiva. Planteamos dividir la inmersión en una serie de fases o escalones, de modo que no se acometan proyectos del siguiente escalón hasta que no se hayan completado las diferentes iniciativas propias del escalón común.

Del mismo modo que a nadie se le ocurriría comprarse un Ferrari nada más sacarse el carné de conducir, entendemos que para llevar a cabo las  iniciativas digitales más complejas es necesario haber pasado por diferentes grados o escalones de madurez o inmersión digital. La siguiente imagen ilustra esta “escalera” de inmersión digital.

Digital Foundations

En una primera fase se establece lo que llamamos Digital Foundations. En este escalón se llevan a cabo las iniciativas que van a establecer la base sobre la que sustentar la digitalización de la compañía. Se incluye la arquitectura y las estrategias que coordinen las diferentes acciones digitales a realizar.

Digital Expansion

El segundo escalón es la etapa que denominamos Digital Expansion. En esta fase comienzan a darse síntomas hacia el exterior de la organización (puntos de contacto digitales). También se empieza a empoderar a los empleados en competencias digitales y comienzan a analizarse los resultados de las acciones realizadas en medios digitales.

Digital Optimization

La tercera etapa la identificamos como Digital Optimization. En este punto se profundiza en las acciones del escalón anterior. Las compañías que se encuentran en este escalón podemos decir que disponen de una verdadera cultura digital, son capaces de analizar la información digital de forma avanzada,  de forma predictiva y con procesos de autoaprendizaje. Además interactúan con sus clientes por aquellos canales que éstos prefieren en cada momento, recogen su feedback de forma avanzada y son capaces de establecer innovaciones derivadas de la co-creación.

Digital Maximization

El último escalón, al que pocas compañías llegan a día de hoy, es la Digital Maximization. En esta etapa se observan procesos automatizados en los que se aplica auténtica inteligencia artificial. Se analizan cantidades ingentes de datos, tanto internos como externos, lo que permite una verdadera personalización de la experiencia del cliente. Todo ello permite la creación de nuevos modelos de negocio basados en el mundo digital, como la realidad virtual o la realidad aumentada.

El avance por estos cuatro escalones exige la puesta en marcha de múltiples proyectos e iniciativas, involucran a múltiples áreas que necesitan ser coordinadas e indudablemente, necesitan muchas horas de trabajo para poderse llevar a cabo. Por esta razón, más de la mitad de las compañías precisan que apoyarse en un partner especializado es esencial para llevar a cabo la transformación digital.

Desde la práctica de Insights and Data y Digital Customer Experience de Capgemini ponemos a disposición de las empresas un grupo humano con ADN digital, capacitado en metodologías ágiles, certificado en las herramientas digitales más productivas del mercado y especializado en diferentes hypes digitales, todo ello orientado a asegurar la transformación digital de nuestros clientes.