Inauguramos nuestra serie de artículos sobre Big Data en la que abordaremos los términos de esta tecnología, una de las que  más llaman la atención en el mundo del IT.

Todos tenemos la intuición de que en nuestro mundo digital, el gran diferenciador desde el punto de vista de la competitividad vendrá de la capacidad de gestionar, tratar y analizar grandes volúmenes de información. Pero ¿cómo podemos transformar esa intuición en algo palpable que realmente traiga beneficios para nuestras empresas e instituciones?

Dentro de las tecnologías Big Data tenemos que distinguir cinco áreas: adquisición, almacenamiento, transformación, gestión de proceso y análisis. A modo de ejemplo, HADOOP es una plataforma de almacenamiento de datos distribuida, y MapReduce un modelo de programación optimizado para procesar grandes volúmenes de información. Podríamos entrar en más detalles, pero de momento lo importante es saber que al enfocar un proyecto Big Data habrá de tener en cuenta las cinco áreas, siendo que  en muchos casos la solución para un caso de negocio tendrá que ser montada a partir de varios componentes que tendrán que ser integrados.

En los próximos blogs abordaremos cada una de las áreas mencionadas. Empezaremos hablando de almacenamiento y transformación, en una segunda parte hablaremos de herramientas de análisis y en una tercera abordaremos la gestión de la información.