La necesidad de acceder desde el campo a los recursos de la empresa no es algo nuevo ni tampoco innovador. Nuestros clientes ya conocen la necesidad de acceder a servicios corporativos en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Identificar adecuadamente sus necesidades trabajando en conjunto para comprenderlas y buscar soluciones flexibles y a la vez robustas es nuestro gran desafío.

Ejemplos comunes de requerimientos de movilidad son los de técnicos que desde el campo necesitan informar incidentes o también el de personal que necesita informarse para tomar una  decisión, o bien usuarios finales que desde un automovil, un tren o un avión solicitan información de productos o servicios  de nuestros clientes.

Todas y cada una de estas necesidades son válidas, y todas y cada una de ellas requieren de una solución propia y particular que crean un nuevo y especial desafío.

Las áreas de sistemas de las empresas crecen, se hacen complejas, y así tambien los dispositivos moviles que se utilizan.

La tecnología cambió la forma en que las empresas realizan sus negocios y manejan sus procesos hasta el punto de que hoy no es una opción sino una necesidad para cualquier empresa moderna.

Sumado a esto, las empresas abren sus puertas a los dispositivos de sus empleados cambiando la modalidad de trabajo y nos encontramos con un universo heterogéneo a través del cual integrarnos. Un desafío más a superar en esta nueva etapa de auge tecnológico.

Movilizar los procesos

Entre los proyectos en curso, desde Capgemini estamos colaborando con una importante empresa de utilities a movilizar sus procesos. Ya no será una limitación o un condicionante encontrasre en la oficina. Nuestros clientes tendran la posibilidad de seguir sus procesos desde cualquier lugar a través de sus smartphones o sus tablets. Este proyecto es todo un desafio en sí. Tanto por la relevancia para nuestro cliente como por el desafío de integracion que conlleva.