Sorprender al cliente con un producto novedoso en el mercado asegurador no solo parece tarea ardua, sino que efectivamente lo es. La masificación de productos en el mercado y la intensificación de la competencia enfrentan a las aseguradoras a un entorno que ofrece productos cada vez más personalizados, con ciclos de vida cada vez más cortos y necesidades de adaptación a las nuevas regulaciones normativas.

El consumidor actual ha pasado de ser una figura pasiva, a adoptar un comportamiento activo con poder suficiente para lograr que las empresas adapten los productos, a sus requerimientos. Esto implica nuevos desafíos internos en torno al proceso de lanzamiento de productos al mercad

  • Identificar oportunidades en el mercado
  • Dar respuesta a las exigencias del mercado en tiempo (Time to Market)
  • Simplificar el proceso de lanzamiento de productos
  • Mejorar la eficiencia de los recursos involucrados en el proceso
  • Agilizar el análisis de viabilidad y la relación coste-beneficio
  • Establecer protocolos claros de gestión del proceso de lanzamiento de productos
  • Ofrecer mayor facilidad en la adaptación de los productos para el cliente

Todos estos factores exigen la adaptación de las entidades a la complejidad, lo que hace necesaria la apuesta por estrategias como PLM (Product Life Cycle Management), que engloban el concepto de empresa extendida, soportando la comunicación e integración de la información entre las distintas áreas que intervienen en el proceso.

Igualmente, ésta estrategia permite componer de forma dinámica y flexible, nuevos productos para lanzarlos al mercado. Su punto fuerte se basa en establecer una estructura común y homogénea para todos los productos de la compañía, lo que permitirá a medio plazo una mayor reutilización de diseños y tecnologías, y por lo tanto desarrollos más ágiles.

Las entidades deberían gestionar plataformas que cubran y optimicen toda la red global que interviene en la generación de un producto para obtener los máximos beneficios como:

  • Acelerar la innovación rentable
  • Reducir costes de desarrollo
  • Mejorar la calidad del producto mediante la gestión de información, procesos y  decisiones a través de la red global
  • Reutilizar diseños y reglas
  • Especializar productos por línea de negocio y tipo de cliente

El sector tiene el reto de afrontar el desarrollo de nuevos productos asegurando su calidad y  mejorando su eficiencia respecto a la competencia mediante el Time to Market, a la vez que se optimizan costes del producto y se controla el gasto en I+D.