AutomotiveConnect: Vehículos Comerciales

El negocio de vehículos comerciales parece saludable, pero aún comparado con el resto de la industria automotriz, es un negocio altamente cíclico. Las OEMs están al tanto de la vulnerabilidad a picos y valles en la demanda.

Además de la inestabilidad del mercado, otras fuentes de disrupción incluyen los cambios legislativos, mayores expectativas de los operadores de flotillas en relación a la disponibilidad, y mayor presión del público y del gobierno para reducir el impacto ambiental. El papel del distribuidor es cada vez más complejo, con nuevas herramientas y servicios desarrollados por el distribuidor (y terceros) que deben coexistir con las que los OEMs proporcionan. Al mismo tiempo, las opciones tecnológicas disponibles para apoyar a los OEMs de vehículos comerciales se están ensanchando con la llegada de la conectividad de los vehículos, big data y conducción autónoma.

La respuesta de la industria debe planearse alrededor de cuatro áreas:

  • Cliente conectado: poner los requerimientos del cliente al centro de tu negocio y desarrollar los servicios necesarios para satisfacerlos.
  • Vehículo conectado: los operadores de flotillas buscan conectividad para incrementar la eficiencia, reducir costos y mejorar procesos – así como una forma de administrarla
  • Insights conectados: obtener ventaja competitiva al aplicar analíticos a la información del cliente y el vehículo, obteniendo perspectivas para habilitar los servicios y características deseadas
  • Operaciones conectadas: maximizar la agilidad en cada aspecto de la fabricación, para fortalecer la habilidad de llevar nuevos productos al mercado rápidamente y de acuerdo a las preferencias de los clientes
cookies.

Al continuar navegando en este sitio, acepta el uso de cookies

Para más información y para cambiar la configuración de las cookies en tu ordenador, por favor lee nuestra política de privacidad

Cerrar

Cerrar información de cookies