Conversación con Laurence Pessez, BNP Paribas Sostenibilidad en el sector de los servicios financieros

Sostenibilidad en el sector de los servicios financieros

Laurence Pessez es la Líder Global de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en BNP Paribas desde 2010. Ha sido clave en la construcción de la función de RSC de la organización, la formulación de su política ambiental y la supervisión del despliegue de una estrategia global de RSC. Bajo su liderazgo, BNP Paribas fue nombrado en 2018 como el “Mejor Banco Mundial de Finanzas Sostenibles” por Euromoney, una publicación líder en el campo de las finanzas internacionales, y en 2019 como el “Mejor Banco Mundial de Responsabilidad Corporativa”. Es miembro de la junta directiva del grupo de expertos francés Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI). También es integrante de la junta directiva de “Finanzas para el mañana”, una iniciativa que reúne a destacados actores públicos, privados e institucionales en el centro financiero de París que están comprometidos con las finanzas sostenibles. Laurence también pertenece al consejo bancario de “Principios de las Naciones Unidas para la Banca Responsable

El Instituto de Investigación Capgemini conversó con ella para entender las tendencias clave y los impulsores de la sostenibilidad en el sector bancario y de servicios financieros, y las acciones que BNP Paribas está tomando para impulsar la sostenibilidad.

También puedes descargar el archivo que se encuentra del lado derecho o desplazarte hacia abajo para seguir leyendo.

¿En qué se centra el enfoque de sostenibilidad de BNP Paribas?

Nuestra estrategia de sostenibilidad está estructurada en torno a cuatro áreas de responsabilidad. El primero es el pilar económico. Está centrado en la integración sistemática y la gestión de los riesgos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), la realización de negocios de manera ética y la participación con productos y soluciones que tienen un impacto positivo en la sociedad. El segundo es el pilar social. Este se enfoca en los empleados y promueve la diversidad y la inclusión, garantiza la gestión responsable de los empleados y apoya el aprendizaje. El tercer pilar es sobre la responsabilidad cívica. Esto abarca tanto la participación social y comunitaria necesaria para garantizar que nuestros productos y servicios sean ampliamente accesibles, como la protección de los derechos humanos a través de nuestra financiación e inversiones. El cuarto es el pilar ambiental. Su objetivo clave es impulsar la transición energética a proyectos con bajas emisiones de carbono entre los clientes, así como apoyar los compromisos que aborden el cambio climático. Esto también incluye el compromiso de apoyar temas de biodiversidad y economía circular.

¿Podría destacar algunos de los notables éxitos y logros de BNP Paribas en el área de sostenibilidad?

 Desde el punto de vista de operaciones, nuestro banco ha neutralizado las emisiones de carbono desde 2017. Logramos la neutralidad en las emisiones de carbono de varias maneras: reducciones en las emisiones de carbono vinculadas a los viajes de negocios, eficiencia energética en edificios y centros de datos, uso de energía renovable y compensación de emisiones residuales. Desde el punto de vista empresarial, BNP Paribas ha anunciado un calendario de salida en su apoyo al sector del carbón. Por ejemplo, desde 2017, nuestra financiación para nuevas centrales eléctricas de carbón ha cesado por completo. Para la financiación corporativa existente para empresas de servicios públicos y mineras que utilizan carbón, nuestro banco anunció un cese del apoyo financiero a los países de Europa y la OCDE para 2030 y para el resto del mundo para 2040. En general, queremos alinear nuestra cartera de crédito para apoyar el objetivo de temperatura “por debajo de los dos grados” del Acuerdo de París. También hemos colaborado con otros cuatro bancos internacionales para desarrollar una metodología común y de código abierto, llamada metodología PACTA, con el fin de alinear nuestras carteras en los sectores de más emisiones (producción de electricidad, combustibles fósiles, transporte, cemento y acero).

¿Cómo supervisa BNP Paribas el progreso de sus iniciativas de sostenibilidad y cómo garantiza la rendición de cuentas?

Desde 2012 se puso en marcha un panel público en el que supervisamos e informamos de nuestros avances en iniciativas de sostenibilidad. También proporcionamos detalles sobre nuestros compromisos de sostenibilidad en nuestros documentos de registro; actualmente, estamos vinculando la compensación variable de nuestros 7,500 gerentes, incluidos los de nuestros directivos corporativos, con objetivos para iniciativas de sostenibilidad. Antes de 2012, la sostenibilidad no era considerada como un tema clave, pero cobró importancia cuando vinculamos los objetivos de sostenibilidad con la compensación de los ejecutivos.

¿Hasta qué punto el COVID-19 ha impactado las tendencias de sostenibilidad en las instituciones bancarias y financieras?

En general, la sostenibilidad seguirá siendo un tema fundamental para las instituciones bancarias y financieras. Esto refleja la urgencia de reducir las emisiones de CO2. El COVID-19 también acelerará el enfoque en la biodiversidad, ya que la pandemia ha fortalecido el vínculo entre la pérdida de biodiversidad, especialmente la deforestación, y el desarrollo económico. Este no es un tema fácil de abordar. Por ejemplo, medir el impacto de las actividades bancarias en la diversidad biológica es complejo, ya que no se limita a informar sobre un criterio único. Por lo tanto, actualmente el sector financiero, las empresas y las ONGs deben sentar las bases para encontrar las métricas correctas en el marco del Grupo de trabajo sobre divulgación financiera relacionada con la naturaleza (TNFD). Por ello, BNP Paribas ha estado copresidiendo el Grupo de Trabajo Informal encargado de establecer y poner en marcha un plan de trabajo para el TNFD.

La segunda tendencia más importante, como resultado del COVID-19, es el auge de la parte social de la sostenibilidad (por ejemplo, iniciativas centradas en condiciones de trabajo seguras para la fuerza de trabajo, políticas laborales justas, cuestiones sociales). Como resultado, creemos que la S de los parámetros de ESG debe ser considerada más ampliamente por los gestores de activos y los bancos. Ya estamos viendo que los bonos sociales (bonos emitidos para financiar proyectos sociales) están cobrando importancia. Por lo tanto, la próxima ola de responsabilidad implicará una acción más amplia, no solo en los sectores de la salud y el medio ambiente, sino también en el empleo, la educación y otras cuestiones sociales más amplias.

En general, la financiación sostenible también pondrá más énfasis en los aspectos sociales de la sostenibilidad, así como en los aspectos ambientales “verdes”. En BNP Paribas, ya hemos activado la financiación de proyectos sociales que ofrecen soluciones centradas en el acceso al empleo, la educación o la lucha contra la desigualdad. También nos encontramos activos en bonos sociales y hemos estado financiando instituciones de microfinanzas desde hace 30 años, con un total de dos millones de beneficiarios de nuestros préstamos.

¿Cuáles son algunos desafíos a los que se enfrentan las organizaciones para alcanzar sus objetivos y ambiciones de sostenibilidad? ¿Cómo superan estos desafíos?

El principal reto es la gestión del cambio. Esto se debe a que la sostenibilidad implica transformaciones en profundidad en la manera como operamos. Cuando iniciamos criterios de préstamos no financieros impulsados por la sostenibilidad, a nuestros gerentes de relaciones les resultó difícil impulsar este tipo de conversaciones con clientes corporativos. Ahora, nuestros comités de crédito utilizan criterios de préstamo que van más allá de las métricas financieras e incluyen riesgos potenciales desde una perspectiva ESG también. Nuestro énfasis en incluir criterios impulsados por la sostenibilidad para los préstamos se aceleró en 2016 después de la COP 21. Esto nos ayudó a impulsar el tema del cambio climático a los clientes y hacerlos sentir responsables. Ahora, la mayoría de nuestros clientes corporativos en diferentes países están trabajando en la transformación de sus modelos de negocio, especialmente en el frente climático. En 2017, fuimos un paso más allá. Creamos un departamento de participación de la empresa en toda la organización para incorporar la sostenibilidad dentro de las diferentes capas de la organización. Esto incluyó la implementación de capacitación a todo el personal y la sensibilización sobre diferentes pilares de la sostenibilidad, como el cambio climático y las cuestiones sociales.

¿Podría hablarnos de su trabajo en el establecimiento de normas para una financiación sostenible?

Hemos establecido estándares y criterios basados en la sostenibilidad para nuestros clientes corporativos, ya que deseábamos crear impacto en la sociedad en su conjunto. Pero el impacto será mucho más poderoso si varios bancos acuerdan y operan colectivamente normas y principios comunes. Esta es la base de los “Principios para la Banca Responsable”. Se trata de una iniciativa mundial de las Naciones Unidas, lanzada en septiembre de 2019, que ya ha reunido a 200 bancos, que operan en diferentes modelos de negocio y geografías. Como parte de la iniciativa, acordamos alinear nuestra cartera con el Acuerdo de París y contribuir a los ODS de erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar la prosperidad para todos para 2030.

¿Cuál es la opinión de BNP Paribas sobre las perspectivas de las iniciativas de sostenibilidad a corto y largo plazo?

La sostenibilidad va a estar cada vez más regulada en lugar de ser solo una acción voluntaria por parte de las empresas. La sostenibilidad se está generalizando, ganando importancia y, por lo tanto, debe gestionarse seriamente. Los bancos y las instituciones financieras deben estar preparados para informar de métricas financieras y no financieras adicionales, adaptando sus sistemas de TI y bases de datos para incorporar criterios de sostenibilidad. Sin embargo, la complejidad seguramente será un problema, ya que es un nuevo tema para los departamentos de riesgo, cumplimiento y regulación. En última instancia, queremos priorizar la sostenibilidad para que sea tan importante como el resto del negocio. Prevemos que la sostenibilidad se integre en toda la empresa, desde cualquier decisión de inversión que tome el banco, hasta las evaluaciones de desempeño de los gerentes de relaciones.

¿Qué recomendaciones ofrecería a las empresas de servicios financieros que planean escalar sus iniciativas de sostenibilidad?

El apoyo del comité directivo y la administración es uno de los factores críticos de éxito de las iniciativas de sostenibilidad. Sin embargo, los consejos de administración se están dando cuenta de la importancia de la sostenibilidad, especialmente con las regulaciones en crecimiento, y están tomando medidas audaces, como vincular los objetivos de sostenibilidad con la compensación. Otro factor de éxito es la importancia de la colaboración y el trabajo con diferentes partes interesadas. Esto se debe a que la sostenibilidad es un viaje. Debemos unir fuerzas con inversores, ONG y empresas para impulsar un crecimiento amplio e inclusivo.

Discussion with Laurence...

Tamaño de archivo: 1.62 MB File type: PDF