Conversación con la Dra. Sally Uren, Foro para el Futuro

Acelerando el cambio hacia un futuro sostenible

Sally Uren es directora ejecutiva de Forum for the Future, una organización sin fines de lucro líder en sostenibilidad a nivel internacional. Ella lidera la misión “Forum”, que consiste en crear un futuro más sostenible catalizando un cambio transformacional en sistemas globales clave. Como parte de esto, trabaja con los principales actores mundiales, incluidas empresas como Unilever y Olam, y fundaciones como la Fundación Laudes, para abordar desafíos complejos en sistemas tan diversos como alimentos, energía, indumentaria y envíos.

Con casi 30 años de experiencia en sostenibilidad, Sally actúa como asesora independiente en los Consejos Asesores de varias empresas globales. En diciembre de 2017, Sally recibió un OBE en la Lista de Honores de Año Nuevo de la Reina por sus servicios a la sostenibilidad en los negocios.

También puedes descargar el archivo que se encuentra del lado derecho o desplazarte hacia abajo para seguir leyendo.

El Instituto de Investigación Capgemini habló con Sally Uren para comprender el enfoque de desarrollo sostenible basado en sistemas del Foro.

¿Podría hablarnos sobre Forum for the Future y su misión general?

Nuestra misión es catalizar el progreso hacia el desarrollo sostenible utilizando un enfoque basado en sistemas. En otras palabras, tratamos de entender el mundo que nos rodea como un conjunto de sistemas interconectados y usamos esa comprensión para diseñar un cambio transformacional. Se trata de reconocer realmente que el mundo no es lineal y que todo está conectado. Y si podemos comprender mejor esas conexiones en áreas clave de desafíos, potencialmente podemos acelerar el progreso hacia la sostenibilidad.

¿Cuáles son algunas de las áreas de enfoque clave del Foro?

Trabajamos en asociación con una serie de organizaciones en los negocios, la filantropía y el sector público, y nuestras asociaciones y colaboraciones se centran en tres áreas de desafío clave. Una es cómo podemos asegurarnos de mantenernos por debajo de un aumento de temperatura de 1,5 grados para fines de este siglo. El segundo es analizar cómo podemos diseñar y ofrecer un sistema alimentario sostenible. El tercero es comprender cómo podemos diseñar y ofrecer cadenas de valor sostenibles y medios de vida sostenibles.

Nuestras asociaciones y colaboraciones están diseñadas para activar puntos clave de apalancamiento en esas áreas de desafío, y utilizamos nuestros enfoques, herramientas y técnicas sistémicos de manera muy deliberada para intentar impulsar un cambio positivo.

¿Podría contarnos más sobre el enfoque de sistemas y lo que implica?

El enfoque de sistemas consiste en realizar un diagnóstico realmente bueno de cualquier área de desafío en particular para identificar dónde están los puntos de interconexión, o puntos de apalancamiento, como los llamamos. Estas son áreas de acción que pueden impulsar un cambio transformador, entonces, por ejemplo, si estamos analizando los sistemas interconectados de clima y nutrición, la salud del suelo sería un gran punto de influencia, por ende, si podemos mejorar la salud del suelo, podemos generar beneficios para el clima y la nutrición y del mismo modo, si nos fijamos en el sistema alimentario, la proteína en nuestro sistema alimentario es un punto de apalancamiento realmente bueno.

Si podemos repensar las proteínas y buscar proteínas alternativas, entonces podemos comenzar a impulsar la resiliencia en el sistema alimentario. Entonces, el primer paso en el enfoque de sistemas es un diagnóstico realmente bueno que le permite comprender dónde actuar.

La otra parte de un enfoque de sistemas es diseñar para un cambio transformacional. Con eso me refiero a un cambio que tiene dos características clave. El primero es un cambio que es catalítico, lo que significa que se diseña algún cambio y luego ese cambio en sí mismo provoca más cambios en el sistema, por ejemplo, hemos estado buscando modelos comerciales alternativos en materias primas para comprender cómo, al cambiar el modelo comercial, puede generar beneficios para los medios de vida, el medio ambiente y la economía. La segunda característica es diseñar un cambio que sea autosostenible.

Esto implica identificar las condiciones propicias en torno a una intervención de cambio en particular, ya sea una política, finanzas o condiciones de comportamiento que deben estar presentes para que una innovación realmente se amplíe.

¿Podría destacar un ejemplo del enfoque de sistemas aplicado a un desafío de la industria y la necesidad de colaboración para resolverlos?

La colaboración es fundamental para el cambio sistémico porque ningún actor puede cambiar un sistema por sí solo. Por eso es vital “llevar el sistema a la sala” para comprender realmente cómo activar diferentes elementos e impulsar ese cambio. Nuestro proyecto “Algodón 2040”, por ejemplo, es una colaboración entre estándares de algodón sostenible como la Iniciativa Better Cotton; marcas y minoristas reconocidos, como Burberry y Marks & Spencer, así como fabricantes y organizaciones sin fines de lucro. Con los representantes de diferentes partes del sistema en la sala, creamos diferentes escenarios futuros sobre hacia dónde podría estar yendo la industria del algodón, los grandes riesgos que enfrenta la industria y dónde se encuentran las oportunidades.

Este proceso realmente ayuda a las personas a salir de su realidad actual y pensar en grande. Y al mirar el futuro del algodón, quedó realmente claro que había una serie de problemas sistémicos que deben abordarse hoy para asegurar un futuro sostenible para el algodón.

Estos incluyen impulsar la demanda de algodón sostenible entre los consumidores cotidianos, desarrollar la resiliencia climática en la industria y alinear los estándares del algodón sostenible. Actualmente, estos estándares son todos ligeramente diferentes, lo que significa que un pequeño agricultor que desee pasar del algodón convencional al sostenible puede encontrarlo realmente confuso y difícil, es por esta razón que hemos estado trabajando para armonizar métricas y enfoques en todos los estándares, con el fin de facilitar la conversión del algodón convencional al sostenible. También hemos publicado una guía sobre el abastecimiento de algodón sostenible como una forma de generar demanda en la industria de la confección.

¿Qué está frenando la adopción de prácticas comerciales sostenibles dentro de las empresas?

Las barreras típicas tienden a ser horizontes temporales a corto plazo, falta de acceso al capital disponible, falta de un entorno político propicio y falta de una mentalidad que se encuentre en un espacio regenerativo, es decir, una que entienda que la salud económica es igual a la salud planetaria. Esas son las barreras típicas que tendemos a superar para comenzar a impulsar un cambio transformador.

¿Qué pueden hacer las empresas para superar estas barreras?

Uno de los enfoques que es realmente interesante en este momento es el nivel de inversión e interés en soluciones basadas en la naturaleza, como el Fondo de Clima y Naturaleza de 1.000 millones de euros de Unilever y el Fondo de Compromiso Climático de 2.000 millones de dólares de Amazon. Ambas empresas están haciendo grandes apuestas en palancas clave para el cambio y creo que esa es una forma de superar las barreras. Entonces, comprender realmente las áreas materiales en las que puede marcar una gran diferencia y hacer grandes apuestas es una forma de superar las barreras.

Pensar a largo plazo es otra táctica. Vemos más y más organizaciones que desarrollan visiones a 10 años, pero no las encierran en la inflexibilidad del establecimiento de metas anuales. Por lo tanto, tener una estrella guía, una estrella polar y un camino activo para llegar allí también ayuda a superar algunas de las barreras. Y luego ves empresas que simplemente experimentan con diferentes modelos de negocios. Me encanta lo que ha estado haciendo la Patagonia en esta área. Creo que la voluntad de experimentar e innovar es una característica muy positiva.

¿Cómo ha impactado la crisis del COVID-19 en la conversación sobre sostenibilidad?

El COVID ha creado algunos aspectos positivos de la sostenibilidad, como nuevas asociaciones público-privadas y gobiernos que intervienen para proteger a los vulnerables, también ha acelerado algunas tendencias muy importantes, como la adopción de energías renovables y el acceso digital a la atención médica. Sin embargo, igualmente ha dificultado algunos de los caminos hacia la sostenibilidad.

Entonces, si piensa en la industria de la confección y el caos masivo en las cadenas de suministro, existe una historia socioeconómica realmente difícil, de manera similar, en viajes y turismo, muchas comunidades en el mundo dependen del turismo para el crecimiento económico local, y eso desaparece a corto plazo.

De cara al futuro, ¿cuáles son algunos de los cambios que ve venir en el mundo en los próximos 10 a 15 años, en el ámbito de la sostenibilidad?

Creo que estamos en un punto de inflexión masivo. En “Forum for the Future” hemos estado trabajando en un proyecto llamado “Futuro de la sostenibilidad” que nos ha demostrado que actualmente están surgiendo múltiples versiones diferentes de nuestro futuro, una de ellas es una trayectoria llamada “Transformar”, donde usamos este momento para reiniciar, reconstruir, pero haciéndolo bien, redefinir los objetivos del sistema económico y ampliarlos para tener en cuenta el valor ambiental y social.

Esa es una gran noticia para la sostenibilidad, ya que sugeriría que podemos utilizar esta década para diseñar soluciones que aborden lo peor de la emergencia climática.

Pero igualmente, vemos una trayectoria emergente a la que llamamos “Competir y Retirar”, donde vemos una enorme presión negativa sobre el multilateralismo y la gobernanza global, y con eso nuestra capacidad para resolver desafíos globales como el clima simplemente decae. Y en esa trayectoria, la sostenibilidad no se mueve realmente de manera significativa.

También vemos otras dos trayectorias: “Disciplinado”, que trata de una fuerte intervención del gobierno para garantizar resultados de salud pública, y “Sin resolver”, que es solo una continuación de donde estamos hoy, dando bandazos de una crisis a otra.

Mi propia opinión es que para todos los que estamos involucrados en la sostenibilidad en este momento, lo que hagamos durante los próximos 6 a 18 meses, es tan vital, que nunca ha importado tanto como ahora.

Esto se debe a que tenemos estas múltiples versiones de nuestro futuro que se abren todos los días. Como profesionales de la sostenibilidad, debemos prestar atención a “Transformar” y asegurarnos de que cada decisión que tomamos, cada acción que tomamos esté alineada con “Transformar”, porque entonces, esa podría convertirse en la versión dominante de nuestro futuro.

Discussion with Sally U...

Tamaño de archivo: 1.54 MB File type: PDF