Open X, el enfoque colaborativo de la banca que llegó para quedarse

Publish date:

[Primera parte: la seguridad como prioridad]

Por Rafael Roncancio

Ya hemos hablado de la imparable tendencia que se avecina con la evolución de Open Banking a Open X, basado en una colaboración proactiva y dinámica entre la banca y los nuevos actores digitales del ecosistema financiero como las FinTech y Bigtechs. Lo cierto es que este panorama conlleva grandes desafíos, siendo la seguridad de la información y la privacidad de datos dos aspectos fundamentales para que la alianza sea más rápida y efectiva. 

A partir de que se concibió el modelo de Open Banking, la importancia de la cooperación ha quedado clara para los bancos y las FinTech, sin embargo, el planteamiento de Open X va un paso más allá al poner sobre la mesa la necesidad de realizar un intercambio y una integración de datos masiva de manera segura.

De acuerdo con el World FinTech Report 2019[1] de Capgemini, con la adopción del Open Banking, los bancos muestran una evidente inquietud respecto al tema, ya que 76% de ellos teme por la seguridad de los datos, 76% por la privacidad y 63% por la pérdida del control de la información de sus clientes. Situación que no es de extrañarse si consideramos que a la banca le ha tomado muchos años y esfuerzo el construir sus bases de datos y la confianza de sus clientes, de ahí su aprehensión por compartirlas. Mas aún, para los bancos gran parte de su reputación se basa en la confiabilidad que logran transmitir en cuanto a garantizar la seguridad de los datos personales de sus clientes, siendo un tema delicado para ellos.

Por su parte, las FinTech se muestran más optimistas, ya que sólo la mitad (50%) externa dudas ante la seguridad y privacidad de la información y más de un tercio (38%) sobre perder el control de los datos de sus clientes. Situación que se relaciona con el hecho de que muchos usuarios aún desconfían de estas empresas digitales al no tener una presencia física -como los bancos- que les brinden tranquilidad al momento de depositar con ellos su dinero, sin mencionar que, para las FinTech el intercambiar información con los bancos les facilitaría tener acceso a recursos que de otra manera tardarían mucho más tiempo en obtener.

Si bien pareciera que las FinTech obtienen mayores beneficios con la colaboración, se debe recalcar que para los bancos el trabajar en cooperación con otros jugadores del ecosistema financiero también será favorable. Para muestra, se potenciará su capacidad de innovación en la creación de soluciones orientadas a resolver necesidades más específicas para el bienestar financiero de los consumidores, con esto los bancos podrán ofrecer ofertas personalizadas y así maximizar la monetización de sus activos (bases de clientes), además de mantenerse frescos y relevantes en la mente de los usuarios y clientes potenciales.

Ahora bien, la transición hacia Open X considera y requiere que los participantes desarrollen y adopten tecnologías estandarizadas que les permita superar los retos de seguridad y privacidad, apoyados por una firma consultora especialista en soluciones de este tipo, así como el respaldo de una regulación que monitoree el correcto manejo de la información.

De hecho, el World FinTech Report 2019 de Capgemini reconoce la labor de las autoridades financieras en México por el desarrollo de la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como Ley Fintech, la cual entró en vigor desde marzo de 2018.

Esta reglamentación tiene por objetivo supervisar la organización, operación y funcionamiento de las empresas de servicios financieros en el país a fin de garantizar la protección de los consumidores, incluyendo la confidencialidad de su información. Esta acción encaminaría favorablemente la adopción del Open Banking y, por consiguiente, sentaría las bases para Open X.

Al final, es imprescindible recordar que la colaboración entre los actores del sector financiero debe estar ligada a fomentar la bancarización y el acceso seguro a estos servicios en beneficio de la población.

 

 

Rafael Roncancio es Director de Servicios Financieros de Capgemini México, empresa líder global en consultoría, servicios de tecnología, y transformación digital, Capgemini está a la cabeza de la innovación para enfrentar las oportunidades de sus clientes en el cambiante mundo de la nube, digital y plataformas.

 

 

 

 

 

[1] World FinTech Report, 2019, URL: https://www.capgemini.com/mx-es/news/world-fintech-report-2019/

Post relacionados

El día después: Reinvención de la logística

Date icon mayo 21, 2020

COVID-19 es una amenaza sin precedentes para nuestras organizaciones y territorios. No conoce...

Cambio de las tendencias del servicio de asistencia de Recursos Humanos en COVID-19

Anjali Pendlebury-Green
Date icon mayo 21, 2020

Las tendencias del servicio de asistencia de RH son un excelente lugar para observar el...

cookies.

Al continuar navegando en este sitio, acepta el uso de cookies

Para más información y para cambiar la configuración de las cookies en tu ordenador, por favor lee nuestra política de privacidad

Cerrar

Cerrar información de cookies