La migración masiva es un viaje, no un destino

Publish date:

Estas organizaciones deben ocuparse de estos puntos importantes durante su proceso de migración masiva a la nube.

En mi último post, hablamos sobre las razones por las que las organizaciones empresariales están considerando la migración masiva a la nube para su ecosistema de aplicaciones. He investigado algunos de los desafíos culturales, comerciales y técnicos a los que se enfrentan al hacerlo. También expuse los modos de migración disponibles, comúnmente conocidos como las “seis Rs de la migración”, retirar, retener, rehostear, replataformar, refactorizar y rearquitecturar.

Una vez concebida la noción de migración masiva y sus beneficios, mi sugerencia es iniciar un descubrimiento exhaustivo y crear un caso de negocios de alto nivel. En este post, voy a explicar lo que no debe ser olvidado durante el proceso.

Descubrimiento

En primer lugar, debes obtener una imagen clara y precisa de tu entorno de aplicación existente (heredado), incluida la infraestructura, la seguridad, los datos y las consideraciones comerciales. Estos conocimientos te ayudarán a establecer los parámetros del proyecto, ya que, sabrás qué aplicaciones son adecuadas para migrar a la nube y cuáles deben permanecer en las instalaciones. Tendrás el conocimiento para anticipar el impacto potencial en la empresa y no te encontrarás con sorpresas desagradables (y en este contexto todas las sorpresas son desagradables).

La complejidad del proceso de migración variará de un entorno a otro y dependerá de las aplicaciones implicadas. Una arquitectura virtualizada y orientada a servicios será mucho menos compleja de migrar que una gran arquitectura de mainframe heredada. Siempre aconsejaría comenzar con las aplicaciones menos complejas para producir algunas “victorias rápidas” inmediatas. Tu organización ganará experiencia y estarás más seguro a medida que avances a través del proceso.

Por último, el impacto de una migración masiva a un entorno en la nube en las personas y la cultura organizacinal, son factores importantes que tener en cuenta durante el descubrimiento. La eficiencia y la eficacia de una TI “más rápida” solo se pueden lograr si las personas, los procesos y las herramientas se han transformado al mismo ritmo.

Caso de negocios

Una vez que hayas ideado tu estrategia general en la plataforma destino, un caso de negocio sobre los nuevos costos de la plataforma, las operaciones y el desarrollo facilitará la toma de decisiones.

Para decidir una estrategia general para tu plataforma destino, deberás determinar la implementación en la nube de destino más adecuada:

  1. Elije el tipo de nube: pública, privada o híbrida
  2. Decide sobre una única estrategia de nube o de varios proveedores en la nube
  3. Identifica el tipo de servicio más adecuado: IaaS, PaaS o SaaS.

Responder a estas preguntas al comienzo del proceso, basado en un conjunto claramente definido y lógico de criterios, te ayudará a evitar el tipo de “parálisis del análisis” que puede paralizar el proceso más adelante. Como ya se ha mencionado, los resultados del proceso de descubrimiento te ayudarán a elaborar estos criterios.

Tiempo para decidir

En mi experiencia, el resultado del caso de negocio es casi siempre positivo para proceder con una migración masiva a la nube, ya que, esta es la clave para acelerar la innovación. Cuando tu organización esté lista para dar el paso, asegúrate de que la administración comprenda los resultados del descubrimiento del caso de negocio y esté completamente de acuerdo con sus principios.

Es hora de entrar en el diseño de bajo nivel

Una vez que tengas un visto bueno de la organización, es el momento de entrar en el diseño de bajo nivel por aplicación, plataforma destino, esfuerzos de desarrollo, modelo operativo, diseño de red y arquitectura de seguridad.

Los servidores, las redes y los servicios de datos se ejecutan e interactúan de forma diferente en un entorno de nube, y deberás asegurarte de actualizar partes del sistema para estar listo para estos cambios, documentando los cambios de código y las configuraciones antes de la ejecución.

Tradicionalmente, la seguridad ha sido uno de los principales elementos disuasorios para pasar a la nube, lo que ha llevado a los proveedores de servicios en la nube a priorizar la seguridad a medida que han desarrollado sus productos y servicios. Ahora, los entornos de nube pública suelen ser más seguros que los entornos locales empresariales o de nube privada. Sin embargo, con el panorama de amenazas y el marco regulatorio que presenta un espectro de riesgos en constante evolución, la empresa necesita cambiar la forma en que piensa sobre la seguridad para adoptar un enfoque más colaborativo.

Para mantener tus datos protegidos, deberás volver a evaluar tus procedimientos y estrategias de seguridad. Las aplicaciones pueden ser extremadamente seguras, pero no tendrá ningún hardware y muchos de tus procesos empresariales podrían no aplicarse a las aplicaciones en la nube. Tendrás menos control sobre la seguridad, otros procedimientos, y los sistemas de seguridad tendrán que funcionar sin problemas con las ofertas de tus proveedores de nube. Al mismo tiempo, debes asegurarte de que los socios en la nube que manejen los datos personales de clientes, empleados o cualquier otra parte interesada dispongan de sistemas y procesos para cumplir con los requisitos de estrictas regulaciones de privacidad y protección de datos, como el RGPD.

Es hora de probar el concepto

Ahora que tu caso de negocio es efectivo y la gerencia está satisfecha con los resultados en papel, ¿cómo saber si realmente funcionará y te brindará los beneficios deseados? Sin duda, aconsejaría hacer una buena prueba de concepto (PoC), que también te proporciona un modelo de referencia en el futuro.

Después de estas consideraciones iniciales, hay otra decisión que tomar: ¿quién es el mejor candidato para una prueba de concepto?

Hay dos enfoques predominantes cuando se trata de probar su concepto:

  1. Elije una parte no productiva/no crítica de una aplicación/servicio y llévela a la nube pública y demuestra que el diseño del modelo funciona con una eficiencia similar o mejorada, pero con costos reducidos.
  2. Elije una aplicación/servicio no crítico, lleva todos los componentes a la nube pública, cambia el modelo operativo, implementa la automatización y demuestra que el modelo ofrece el mayor ritmo de innovación que prometió, junto con costos reducidos.

Ambos enfoques tienen sus propios beneficios. El primer enfoque te dará un resultado rápido, la segunda opción tomará un poco más de tiempo, pero te dejará con mayor confianza en el modelo.

Migrar, probar, migrar, repetir

Ahora que has completado tu descubrimiento, creando un caso de negocio, conseguido un visto bueno, creando el diseño de bajo nivel y demostrando que el diseño funciona, es el momento de acelerar.

Considera hacer lo siguiente para cada aplicación:

  1. Trabaja con los propietarios de negocios para establecer expectativas en torno a los tiempos y entregables. Una metodología de migración ágil te permitirá minimizar el riesgo y la interrupción mediante la asignación de una vía incremental a una migración completa. A continuación, ejecutar en sprints, con KPI claramente definidos para cada etapa del proceso. Esto permitirá al equipo del proyecto corregir el curso al principio del ciclo.
  2. Implementa una serie de pruebas para la aplicación y los usuarios, definiendo los criterios de éxito para voltear al nuevo entorno. Averigua cómo identificar a las partes interesadas necesarias para el apoyo y ascender en los planes operativos.
  3. Por último, antes de continuar, realiza un último análisis de rendimiento de línea base del entorno de origen para compararlo con el nuevo entorno.

Es recomendable ejecutar entornos paralelos mientras migras tráfico, usuarios o contenido. Para mantener este período de transición al mínimo, asegúrate de que cada propietario de la empresa esté involucrado y listo para validar la migración en tiempo real, probar aplicaciones para confirmar que la migración no ha cambiado la funcionalidad y medir las diferencias en el costo y el rendimiento.

Conclusión: Se trata del viaje y el destino

Cada empresa es diferente, y con modelos de negocio muy divergentes, estrategias de transformación digital y entornos heredados, ciertamente no hay un enfoque único para algo tan grande y complejo como la migración masiva a la nube.

En principio, he descubierto que el enfoque detallado anteriormente representa las mejores prácticas al abordar inicialmente la tarea, proporcionando un punto de partida desde el cual todas las partes interesadas pueden comenzar a formular sus requisitos, roles y responsabilidades específicos.

En mi siguiente publicación, exploraremos los pasos uno y dos del proceso (descubrimiento y creación de casos de negocio) con más detalle y proporcionaremos información sobre cómo elegir entre diferentes proveedores para la nube pública.

Aprovecho esta oportunidad para agradecer a Lysanne Vossen (Consultora Senior- Cloud) y Aditya Sharma (Arquitecto Senior de Empresas) por su contribución en este artículo.

Si tienes más sudas o estás interesado en comenzar tu viaje a la migración a la nube, no dudes de ponerte en contacto con nosotros en connect.mx@capgemini.com

Post relacionados

automatización

Cloud Landing Zone: las mejores prácticas para cada nube

Guy Sidford
Date icon junio 27, 2019

Una zona de aterrizaje no debe ser simplemente el comienzo de tu viaje a la nube, sino un...

ABAP

Desarrollo de ABAP en la era de SAP Cloud Platform y SAP S / 4HANA® Cloud

Gianluca Simeone
Date icon junio 17, 2019

¿Deseas trasladar tu ERP o SAP S / 4HANA® en tus instalaciones a la nube SAP S / 4HANA®?

cloud

Lecciones prácticas sobre microservicios

Jose Kuzhivelil
Date icon junio 17, 2019

Si estás planeando un proyecto basado en la nube, debes considerar seriamente la posibilidad...

cookies.

Al continuar navegando en este sitio, acepta el uso de cookies

Para más información y para cambiar la configuración de las cookies en tu ordenador, por favor lee nuestra política de privacidad

Cerrar

Cerrar información de cookies