Inspirados por la filosofía del Grupo Capgemini de que la tecnología no es nada sin la gente que la respalda, nuestros expertos trabajan junto con su nuestros clientes como un equipo unido y cohesionado para identificar los objetivos comerciales y crear soluciones tecnológicas que se adapten a las necesidades de los clientes. Esta colaboración permite responder de manera más rápida e intuitiva a las cambiantes dinámicas del mercado. Este enfoque tecnológico centrado en el ser humano, que llamamos efecto Capgemini, nos permite ayudar a nuestros clientes a transformarse y ofrecer nuevas experiencias para sus clientes. Este efecto único no puede explicarse por las palabras existentes, por lo que hemos creado un nuevo lenguaje innovador que reúne múltiples ideas que se suman para demostrar el efecto transformador creado por la inspiración humana y la innovación tecnológica.