En este artículo, se destacan los principales retos y oportunidades para las empresas de servicios financieros ante la revolución del Internet de las Cosas.