Política anticorrupción

La política anticorrupción del Grupo es parte de nuestro compromiso de mantener y promover estándares globales de integridad y confianza empresarial, donde quiera que trabajemos.

La política detalla los principios anticorrupción establecidos en nuestro Código de Ética Empresarial y define nuestros estándares anticorrupción.

Capgemini tiene tolerancia cero a cualquier tipo de corrupción, actividad contraria a los valores del Grupo. Nuestra política anticorrupción se aplica a todos nuestros empleados, sin excepción, en todos los niveles. Las infracciones son sancionables.

Seguir las reglas y regulaciones anticorrupción conduce a mejores negocios, incluida la confianza y la competitividad, y evita daños a la reputación de Capgemini y el aumento de los costes del proyecto.

Los objetivos de esta Política anticorrupción son:

  • Identificar y aclarar los diferentes tipos de prácticas corruptas y explicar qué las hace ilegales.
  • Definir los estándares del Grupo sobre las actividades, como los gastos de promoción y el patrocinio corporativo, que podrían conducir o ser interpretadas como prácticas corruptas.
  • Expresar nuestra convicción de que la honestidad fomenta la competitividad. Al permitir que la integridad dirija nuestras acciones diarias, desde la investigación hasta el marketing, desde las tareas diarias hasta el desarrollo estratégico, protegemos y aseguramos la sostenibilidad a largo plazo del crecimiento del Grupo. En un mundo cada vez más competitivo, la integridad se ha convertido en un activo valorado por nuestros clientes, socios, empleados y la sociedad en general.

Para salvaguardar nuestra reputación e integridad, Capgemini se propone tratar solo con empresas que comparten nuestros estándares éticos. Esperamos que nuestros proveedores se comprometan con esto mediante la firma de nuestro código de conducta para proveedores de Capgemini, que también incluyen el compromiso de cumplir con las leyes anticorrupción y evitar conflictos de intereses reales o percibidos.

Estas normas de conducta para proveedores describen la obligación de nuestros proveedores de realizar sus negocios con los más altos estándares de integridad, evitando toda forma de corrupción, soborno, extorsión o malversación y prácticas comerciales desleales.

Related Content

Código de ética empresarial

Nuestro código de ética empresarial es nuestro compromiso continuo con el mantenimiento y...

SpeakUp

SpeakUp es una herramienta de gestión de incidentes éticos, operada por un proveedor de...