España supera la media de los países europeos con
mayor desarrollo de servicios públicos accesibles a través de Internet,
según se desprende de la última edición de un estudio realizado por
Capgemini para la Comisión Europea..

Nuestro país ha experimentado un crecimiento del 50 por ciento (23
puntos porcentuales) con respecto al año 2001 y ocupa el puesto 11 de
los países europeos en cuanto a sofisticación de los servicios públicos
analizados y el puesto 8 si se considera la disponibilidad total de
esos mismos servicios.

El estudio, realizado por Capgemini para la Unión Europea, ha
examinado 14.000 páginas web de 28 países, los 25 miembros de la Unión
Europea más Noruega, Islandia y Suiza. El informe mide el grado de
sofisticación y la disponibilidad de los servicios públicos online que
van desde la información simple hasta los servicios completamente
interactivos, incluyendo pagos online y la plena disponibilidad online
del servicio.

Según el informe, más del 90 por ciento de los proveedores de
Servicios Públicos están ya presentes en Internet y el 48 por ciento de
los servicios públicos básicos son completamente interactivos. Suecia
es el país de la Unión Europea más avanzado en servicios públicos
online, con un 89 por ciento, seguido de Austria, Reino Unido, Irlanda,
Finlandia, Noruega y Dinamarca. España ocupa el lugar número 11 con un
73 por ciento.

Los diez nuevos Estados miembros de la Unión Europea todavía se
sitúan en la mitad inferior del ranking, con un desarrollo de los
servicios públicos online al mismo nivel que la media europea hace dos
años, lo que demuestra que están progresando rápidamente. Estonia, es
una excepción, ya que se sitúa en la parte superior del ranking.

Según el informe, ahora el desafío es asegurar que los servicios
gubernamentales online sean utilizados lo más ampliamente posible para
que proporcionen a empresas y ciudadanos los mayores beneficios
posibles.

Ciudadanos versus Empresas

En esta edición, se ha podido constatar que la tendencia observada
en anteriores ediciones de un mayor desarrollo de los servicios
destinados a empresas que de los destinados a ciudadanos particulares,
se mantiene. Los servicios públicos para empresas alcanzan una
puntuación significativamente mayor (77%) que los servicios públicos
para ciudadanos (57%).

España presenta un desarrollo del 94 % en servicios para empresas
frente a un 59% en servicios para el ciudadano. España destaca, entre
otros, en los siguientes servicios: impuestos (IRPF, IVA, aduanas e
Impuesto de Sociedades), contribuciones a la Seguridad Social y
certificados de nacimiento y matrimonio. En cambio necesita hacer
avances sustanciales en servicios de búsqueda de empleo, pasaportes,
carnet de conducir, matriculación de vehículos o licencias de obras.

El informe destaca la diferencia que existe entre el grado de
desarrollo de los servicios que generan ingresos (impuestos) y otros
servicios. Los que generan ingresos alcanzan un grado de desarrollo del
88 por ciento mientras que los que implican obligaciones
administrativas con ciudadanos y empresas (registros y permisos) están
en torno al 50%.

Según Javier Díaz, Vicepresidente y responsable del Sector Público
de Capgemini, “en España el desarrollo de los servicios dirigidos a
ciudadanos dependerá de la simplificación de los procesos de back
office así como de soluciones de coordinación entre las distintas
administraciones”.

Grado de desarrollo de los servicios públicos online en Europa, por países

 

Grado de sofisticación online Grado de disponibilidad online
  Oct-04 Oct-03 Oct-02 Oct-01 &nbs p; Oct-04 Oct-03 Oct-02 Oct-01
 Suecia 89 % 87% 87% 61%  Suecia 74% 67% 67% 28%
  Austria 87% 83% 56% 40%  Austria 72% 68% 20 % 15%
 Reino Unido 84% 71% 62% 50%  Finlandia 67% 61% 50 % 33%
 Irlanda 84% 86% 85% 68%  Reino Unido 59% 50% 33% 24%
 Finlandia 83% 80% 76 % 66%  Dinamarca 58% 72% 61% 32%
 Nor uega 82% 75% 66% 63%  Noruega 56% 47% 35% 35 %
 Dinamarca 81% 86% 82% 59%  Españ a 55% 50% 40% 30%
 Islandia 76% 56% 53% 38% & nbsp;Italia 53% 45% 35% 15%
 Francia 74% 7 3% 63% 49%  Francia 50% 45% 35% 25%
 E spaña 73% 68% 64% 50%  Islandia 50% 28% 28 % 11%
 Italia 72% 59% 57% 39%  Irland a 50% 56% 50% 22%
 Países Bajos 70% 65% 54% 37%  Alemania 47% 40% 35% 20%
 Portugal 68% 65% 58% 51%  Portu gal 40% 37% 32% 32%
 Bélgica 67% 58% 47% 23 %  Bélgica 35% 35% 25% 0%
 Alemania 66% 52% 48% 40%  Grecia 32% 32% 32% 11%
&nbs p;Grecia 61% 54% 52% 39%  Países Bajos 32% 26% 21% 5%
 Suiza 60% 55% 49% &nb sp;Luxemburgo 20% 15% 5% 5%
 Luxemburgo 5 3% 47% 32% 15%  Suiza 6% 0% 0%

Nota metodológica

Para medir el nivel de sofisticación o capacidad online de estos
servicios, se ha definido un marco de cuatro etapas. Dependiendo del
nivel de sofisticación se ha adjudicado a cada servicio de cada país un
porcentaje, correspondiendo el 100% a un servicio que se presta 100%
online, y el 0% a un servicio con disponibilidad nula a través de
Internet. Los niveles son los siguientes:

Etapa 1.- Información: se ofrece únicamente información online sobre servicios públicos

Etapa 2.- Interacción unidireccional. Por ejemplo, bajada de formularios de la Red

Etapa 3.- Interacción en dos direcciones: proceso completo de formularios, incluyendo
autenticación

Etapa 4.- Transacción: manejo de casos específicos; decisión y posibilidad de pago