Informe Mundial de Fintech 2019

El sector financiero evoluciona hacia un nuevo paradigma de la «banca abierta» al «Open X»

Publish date:

La última edición del Informe Mundial de Fintech 2019 desvela que este sector avanza hacia un espacio común que exige una mayor colaboración y especialización, empujada por cuatro vectores de cambio

Madrid, 4 de junio de 2019 – El Informe Mundial de Fintech 2019, publicado por CapgeminiEfma, señala que, aunque el movimiento «Open Banking» o banca abierta no ha alcanzado todavía su madurez, el sector de los servicios financieros está entrando en una nueva fase de innovación —bautizada como «Open X»— que requerirá un mayor esfuerzo de colaboración y especialización. El informe defiende que bancos y otros actores del ecosistema de los servicios financieros deben comenzar a elaborar planes en esta dirección y modificar sus modelos de negocio. 

El informe identifica un doble reto: por un lado, las fintech están trabajando para escalar sus operaciones y, por otro, los bancos están atascados en sus iniciativas de colaboración con las nuevas empresas tecnológicas. Como resultado de ello, los participantes del sector están pensando en saltarse el modelo de banca abierta y entrar directamente al Open X, una forma más eficaz y mejor estructurada tanto de colaboración —facilitada por la estandarización de las API[1]como de compartir la información surgida del análisis de datos de clientes. La era del Open X creará un marketplace integrado, con roles especializados para los diferentes actores, que permitirá un intercambio fluido de datos y servicios, lo que mejorará la experiencia de cliente e impulsará la innovación de productos.

Estas son las principales conclusiones del informe:

 

Open X transformará las normas y los conceptos básicos del sector

La llegada de Open X supone cuatro cambios fundamentales:

  • Desterrar la orientación al producto para volcarse en la experiencia del cliente.
  • Concebir y tratar los datos como «activo crítico».
  • Priorizar modelos de acceso compatido frente a los modelos tradicionales de propiedad.
  • Innovar de manera colaborativa frente a comprar o crear soluciones en solitario.

Open X conducirá al sector de los servicios financieros a un ecosistema o marketplace compartido en el que el sector reestructura la combinación de productos y servicios, y tanto bancos como fintech deben replantearse su estrategia de innovación y servicio a los clientes.

 

Las API serán elementos críticos de facilitación de Open X

Las API, que permiten a terceros acceder a sistemas y datos de los bancos en un entorno controlado, serán los catalizadores de la creación del mercado Open X. A pesar de que ya se comparten y aprovechan extensamente los datos de los clientes en el sector, estos sistemas aún no se han estandarizado. Aunque el marco normativo y regulatorio es complejo, el establecimiento de un estándar ayudará a reducir el fraude, mejorar la interoperabilidad, dar más velocidad a la salida al mercado y aumentar la escalabilidad.

El estudio también concluye que los participantes del sector están estudiando dos posibles modelos de monetización para las API: un modelo de reparto de ingresos (que el 60% de los bancos y el 70% de las fintech consideran viable) y un sistema de derechos de acceso a las API (que respaldan el 46% de los bancos y el 55% de las fintech). Sin embargo, solo cerca de un tercio de los directivos de banca considera que actualmente están bien preparados para monetizar API.

 

Privacidad, seguridad y colaboración: tres áreas de preocupación que pueden ralentizar el progreso

Aunque bancos y fintech afirman que entienden la importancia de la colaboración, la privacidad y la seguridad siguen siendo las principales causas de inquietud. Cuando se les preguntó qué les preocupa de la banca abierta, la inmensa mayoría de la banca señala la seguridad de los datos (76%), la privacidad del cliente (76%) y la pérdida de control de los datos de los clientes (63%). Las fintech se muestran más optimistas acerca del modelo de banca abierta, aunque el 50% expresa su temor por las cuestiones de seguridad y privacidad y el 38% por la pérdida de control de los datos de los clientes.

En cuanto a los obstáculos para lograr una colaboración efectiva, el 66% de los bancos y el 70% de las fintech señalan la diferencia de la cultura o la mentalidad organizativa, el 52% de los bancos y el 70% de las tecnológicas mencionan barreras en procesos, y la falta de visión y objetivos a largo plazo son señalados por un 54% y un 60%, respectivamente. Solo el 26% de los directivos de bancos y el 43% de los responsables de fintech consideran haber encontrado al socio de colaboración adecuado para la aplicación de la banca abierta. Estas respuestas indican que numerosas entidades tradicionales y tecnológicas siguen sin estar preparadas para el modelo de banca abierta, y menos aún para la creciente demanda de intercambio de datos e integración que requerirá el nuevo modelo de Open X.

 

Los participantes en Open X deben escoger funciones especializadas estratégicas

En el espacio Open X, los bancos deberán mejorar primero su modelo integrado (tradicional) y, después, centrarse en áreas de fortaleza especializada. El estudio identifica tres funciones estratégicas que se prevé que evolucionen como parte de Open X:

  • Proveedores, que desarrollarán productos y servicios.
  • Agregadores, que agruparán productos y servicios ofrecidos en el mercado y los distribuirán a través de canales internos, manteniendo las relaciones con los clientes.
  • Orquestadores, que actuarán como conectores y coordinadores del mercado, facilitando las interacciones entre los socios colaboradores.

Según el informe, las empresas integradas[2] seguramente tendrán dificultades para competir en time to market en un ecosistema de especialistas y deberán esforzarse para hacer frente a las nuevas demandas de los clientes. En el entorno Open X, muchas empresas tradicionales se encontrarán con que no ocupan los mejores lugares para competir «como orquestadoras», y es posible que sus fortalezas las lleven a otras funciones. No importa qué papel asuman en Open X: deben reclutar al personal adecuado, hacer uso de datos y tecnología y colaborar con fintech para asegurar unas mejores capacidades internas para una prestación competitiva de servicios en el actual escenario de banca abierta.

 «El modelo de banca abierta es considerado desde hace tiempo como un factor de transformación para los servicios financieros, pero este informe revela que es solo una parte de un cuadro mucho mayor», asegura Anirban Bose, CEO del área de Servicios Financieros de Capgemini y miembro del Comité Ejecutivo del Grupo. «El sector está a punto de iniciar una evolución de mayor magnitud, en la que hay oportunidad de avanzar con rapidez hacia un espacio integrado que denominamos Open X.  En Open X, se intercambiarán datos de manera fluida y los participantes en el ecosistema podrán colaborar de una manera mucho más amplia. Nuestro estudio pone de relieve que bancos y fintech necesitan prepararse para un cambio más radical de lo que muchos habían previsto».

 «Las conclusiones del informe no pueden ser más claras: la colaboración será el pilar de los futuros servicios financieros», comenta Vincent Bastid, secretario general de Efma. «En la era del Open X, los participantes en el ecosistema tendrán que trabajar unidos de una manera más efectiva que antes. Los bancos y fintech solo podrán prosperar y prestar un servicio mejor a sus clientes mediante la colaboración y la creación de nuevas funciones especializadas. Es evidente que quedan todavía en pie muchas barreras, y es una necesidad imperiosa derribarlas para lograr un beneficio colectivo».

 

Metodología de la investigación

El Informe Mundial de Fintech 2019 se ha elaborado a partir de una encuesta realizada a nivel mundial con 116 empresas de servicios financieros tradicionales y 40 fintech, de áreas de banca y préstamos, pagos y transferencias, y gestión de inversiones. Las preguntas buscaban recabar perspectivas tanto de unos como de otros, con el fin de analizar el avance del modelo de banca abierta. El estudio arroja luz sobre el impacto que el nuevo ecosistema tendrá sobre los diferentes actores, los retos y preocupaciones a los que deberán hacer frente las empresas y la aparición de nuevos modelos de negocio y de monetización en el nuevo espacio.

 

Acerca de Capgemini

Un líder global en servicios de consultoría, servicios de tecnología y transformación digital, Capgemini está a la vanguardia de la innovación para abordar la diversidad de oportunidades que tienen sus empresas clientes en el dinámico entorno de las plataformas, la nube y lo digital. Respaldada por una sólida trayectoria de 50 años y una dilatada experiencia multisectorial, Capgemini ayuda a las compañías a alcanzar sus objetivos de negocio mediante una amplia gama de servicios que cubre desde la estrategia, hasta las operaciones. Capgemini actúa bajo la firme convicción de que el valor de negocio de la tecnología se genera y desarrolla a través de las personas. Capgemini es una compañía multicultural de 200.000 profesionales, presente en más de 40 países y, en 2018, registró unos ingresos mundiales de 13.200 millones de euros.

Más información en https://www.capgemini.com/es-es/

People matter, results count

 

Acerca de Efma

Efma es una organización sin ánimo de lucro fundada en 1971 por bancos y aseguradoras que facilita las relaciones entre los máximos responsables de las entidades para impulsar su innovación y transformación. La organización está formada por más de 3.300 marcas de 130 países, tiene su sede en París y oficinas en Londres, Bruselas, Andorra, Estocolmo, Bratislava, Dubái, Milán, Montreal, Estambul, Pekín, Tokio y Singapur.

Para más información: www.efma.com

 

[1] Las interfaces de programación de aplicaciones (API) hacen referencia a una serie de funciones y procedimientos que un participante pone a disposición de terceros para permitir la creación de aplicaciones que accedan a las funciones o los datos de un sistema operativo, aplicación u otro servicio.

[2] Las empresas integradas son aquellas organizaciones que desempeñan todas las funciones por sí mismas, sin colaborar con otras compañías del ecosistema. Muchos de los bancos del actual ecosistema son empresas integradas, ya que crean, producen y distribuyen sus propios productos para todas las líneas de negocio (sin hacer uso de fintech o de otros participantes del ecosistema)

 

Press release

Tamaño de archivo File type: PDF

Informe World FinTech Report...

Tamaño de archivo File type: PDF
cookies.

Si continúas navegando en esta página, aceptas el uso de cookies

Para obtener más información y para cambiar la configuración de las cookies en tu ordenador, por favor lee nuestra política de privacidad

Cerrar

Cerrar información sobre cookies