La sostenibilidad se ha convertido en un factor clave en la futura cadena de
suministro del sector de distribución y productos de consumo. Esta es la principal
conclusión del informe “Future Supply Chain 2016: Serving Consumers in a Sustainable
Way,” publicado por la Global Commerce Initiative junto con Capgemini. El estudio
presenta un nuevo modelo de cadena de suministro integrada que tiene en cuenta
parámetros de sostenibilidad, tales como, reducción de emisiones de CO2, consumo
de energía reducido, mejor trazabilidad y menor congestión de tráfico, así como
medidas tradicionales, tales como, disponibilidad de existencias, reducción de
costes y rendimiento financiero.

El estudio revela que el posible impacto total de dicho rediseño de la cadena
de suministro es considerable e incluye reducción de costes de manipulación y
transporte por palé, disminución del plazo de entrega, menores emisiones de CO2
y aumento de la disponibilidad de producto en el punto de venta.

“Tanto las normas como la escasez de recursos, el cambio climático, la seguridad,
necesitan nuevas ideas, nuevos enfoques y nueva colaboración en infraestructuras”
, asegura José Luis Duran, Presidente del Consejo de Administración del Grupo
Carrefour y Co-Presidente de GCI.

El proyecto Future Supply Chain, dirigido por GCI junto con Capgemini, en el
que participan 24 empresas líderes en el sector de distribución y productos de
consumo, así como varias asociaciones y organizaciones dedicadas al diseño y aplicación
de estándares, aborda dichos retos de sostenibilidad que llevarán a las empresas
a cambiar su funcionamiento. Entre las organizaciones participantes se encuentran
AIM/ECR Europe, Black & Decker, British American Tobacco, Carrefour, Colgate-Palmolive,
Crown Europe, Freudenberg Household Products, GlaxoSmithKline, Groupe Danone,
GS1US, Johnson & Johnson, Kellogg Europe, Kraft Foods, Loblaw Companies Ltd,
L’Oreal, MGL METRO Group Logistics GmbH, Nestlé, Philips, Procter & Gamble,
Reckitt Benckiser, Royal Ahold, Sara Lee International, SCA Packaging, Symrise,
Unilever, Wal-Mart Stores, Inc. y Capgemini.

“Existe una necesidad real de innovación, puesto que el pasado no refleja el
futuro al que se enfrentará la industria”,
afirma A.G. Lafley, Presidente y Consejero Delegado de The Procter & Gamble
Company y Copresidente de GCI. “El informe sobre la futura cadena de suministro expone sólidos argumentos para
el cambio, liderando la innovación en forma de nuevas soluciones, mejores prácticas,
cadenas de suministro excelentes, y modelos para calcular el impacto de los nuevos
parámetros en la cadena de suministro”.

Según se indica en el informe, el punto de partida para crear la futura cadena
de suministro es identificar soluciones que cubran los problemas actuales y los
previstos para la próxima década. Se identificaron siete áreas clave de innovación:
logística en tiendas, colaboración en la logística física, logística inversa,
identificación y gestión de las fluctuaciones de la demanda, eficacia de los activos,
planes comerciales, e indicadores financieros conjuntos. Para Roland Dachs, Vicepresidente
de la Cadena de Suministro de Crown Europe, y Copresidente del equipo de trabajo
encargado del estudio “la integración coherente de estas soluciones innovadoras en un marco de colaboración
ofrecerá a la industria los fundamentos de la futura cadena de suministro, con
el objetivo de ser más eficientes y reducir los costes”.

El estudio revela que se pueden alcanzar grandes mejoras en los nuevos parámetros
de sostenibilidad si se aplican y combinan conceptos como el intercambio de información
o la colaboración en aspectos como la utilización de almacenes, la distribución
urbana y la distribución física. “Si bien ya existen ejemplos individuales de dichos conceptos, la clave para
su mayor aplicación en la industria será la mejora de la colaboración”
afirma Xavier Derycke, Director de Flux Groupe, Carrefour, y Copresidente del
equipo de trabajo del estudio. “Mejorar dicha colaboración exige nuevas formas de trabajar juntos en la cadena
de suministro física, un marco que ha estado desarrollando GCI y que sigue evolucionando”.

Jean-Marie Benaroya, Vicepresidente de Industria y Distribución de Capgemini
España, comenta acerca del estudio: “los beneficios de la colaboración para mejorar la eficiencia operativa y reducir
el impacto medioambiental de la cadena de suministro son indudables, y las barreras
culturales o ligadas al intercambio de información se van disipando poco a poco.
Capgemini seguirá colaborando con GCI para desarrollar y divulgar modelos y buenas
prácticas que permitan acelerar este proceso”.

El estudio “The Future Supply Chain 2016: Serving Consumers in a Sustainable
Way” está disponible en www.gci-net.org y www.capgemini.com.

Acerca de la Global Commerce Initiative (GCI)

La Global Commerce Initiative (GCI) se constituyó en octubre de 1999 como una
plataforma voluntaria. Su misión es dirigir la colaboración global de la cadena
de valor mediante la identificación de necesidades comerciales y la aplicación
de buenas prácticas y normas para atender a los consumidores mejor, más rápido
y a menos coste. Se trata de una red creada por los patrocinadores y empresas
asociadas para simplificar el comercio mundial y unir las cadenas de valor para
aumentar el valor para el consumidor. GCI opera a través de una Junta Directiva
formada por los principales representantes de más de 45 empresas, dedicadas tanto
a la fabricación como al comercio al por menor, que desarrollan su actividad en
todos los continentes o a través de cadenas de suministro mundiales. Opera bajo
el patrocinio de ocho organizaciones que representan a más de 1 millón de empresas
de todo el mundo: VICS y ECR Initiatives regional, cuatro asociaciones comerciales
(AIM, CIES, GMA y FMI,) y las organizaciones dedicadas al diseño y aplicación
de normas, GS1 y GS1US. Más información acerca de Global Commerce Initiative disponible
en www.gci-net.org.

Acerca de Capgemini

Capgemini, uno de los líderes en servicios de Consultoría, Tecnología y Outsourcing
del mundo ayuda a sus clientes a transformar y mejorar su negocio haciendo uso
de las tecnologías más adaptadas a sus necesidades. La compañía se compromete
a favorecer la libertad de acción de sus clientes y a optimizar sus resultados.
Para ello se apoya en un método de trabajo único que ha denominado Collaborative
Business Experience y en un modelo de producción llamado Rightshore®, que consiste
en disponer del recurso idóneo en el lugar adecuado, en el momento justo y con
la máxima eficiencia. Presente en 36 países, Capgemini ha alcanzado unos ingresos
globales de 8.703 millones de euros en 2007. Capgemini tiene unos 83.000 empleados
en todo el mundo. Encontrará más información en www.capgemini.com.