La figura del CXO, verdadero motor en la transformación Cloud

Publish date:

A día de hoy, desde el punto de vista empresarial, el cambio hacia la transformación digital en el Cloud está suponiendo un reto complejo para muchas organizaciones.

Aunque trae consigo numerosos beneficios, a menudo, muchas compañías se encuentran desorientadas y con algunas carencias a la hora de enfrentarse a una migración de este calibre. Pero, ¿cuáles son realmente las ventajas de estar en el Cloud que animan a las empresas a iniciar el proceso de migración?

Aquí es donde entra en juego el papel del Chief Customer Experience (CXO), un rol fundamental que actualmente está en pleno crecimiento y evolución. Su cometido es administrar de manera más efectiva las formas en las que los clientes experimentan una empresa y sus productos o servicios. Y entre ellos, está el Cloud. Por tanto, se encarga de analizar cuál es el verdadero valor de la transformación en el Cloud dentro de las organizaciones. ¿Cuál es realmente mi papel? ¿Ayudo a dar forma a la empresa? ¿O me limito a seguir y hacer lo que se espera de mí? Estas son algunas de las preguntas que se hace el CXO cuando afronta un nuevo reto.

Para poder dar respuesta a todas ellas, se requiere de una comunicación constante con el Chief Information Officer (CIO), responsable de los sistemas TI de la empresa a nivel de procesos y desde el punto de vista de la planificación. Tras este diálogo continuo, el CXO es el encargado de entender cuáles son sus prioridades, y así poder interpretar, según el caso, si son capaces de acelerar en el viaje hacia el Cloud.

Muchos de ellos se encuentran con obstáculos añadidos ante la limitación de que algunos líderes empresariales no comprenden todo el alcance que puede tener el entorno Cloud. Existe el peligro de que crean que Teams, Zoom y los webinars significan Cloud, teniendo en cuenta que, a menudo, lo perciben como un escenario demasiado técnico y que es solo aplicable para las TI. En este caso, ellos mismos deben ser capaces de exponer los beneficios empresariales, sin olvidar que no se puede ser digital a medio gas dentro de una organización. El paradigma digital se debe vivir internamente para ser percibido como una empresa data-driven, impulsada, dirigida y acelerada por los datos.

Como resultado, son cada vez son más los negocios que se basan en los datos y cuando se habla de datos, sabemos que están almacenados en algún lugar del Cloud. Con esos datos, al compartirse y utilizarse de la forma adecuada, se obtienen mejores algoritmos y resultados. No podemos olvidar que el modelo de negocio actual en el Cloud está basado en la fusión de dos facetas: el punto de vista empresarial y el de las TI. Es por ello por lo que, por ejemplo, no se deben dejar de lado los sistemas de la cadena de suministro, ya que, si una empresa es capaz de adoptar un enfoque más orientado a los datos, adaptando la inteligencia artificial para recopilarlos y que así aporten propuestas alternativas, el resultado será de sobra beneficioso.

Un CXO, al tratar con ejecutivos de sectores diversos, en ocasiones aplica un modelo de análisis del negocio en el que las TI se plantean desde dos mandatos: el de valor y el de la eficiencia. El de valor empresarial se plantea de forma diferente dependiendo de cada sector, mientras que la eficiencia trata de gestionar las TI en toda la empresa, y todo ello está impulsado por el Cloud. Es más, en los últimos 15-20 años son las propias TI las que se han encaminado hacia la eficiencia y, desde entonces, son un centro de costes en las organizaciones. Es por ello que, normalmente, se ve el caso en el que las TI son percibidas como un factor de automatización y coste. La parte del valor siempre es difícil de cuantificar, mientras que es más sencillo evaluar el coste de un proceso concreto.

Al final, colocándose en una posición en la que pueda ayudar a dar forma al futuro de la empresa, nadie como un CIO puede entender mejor lo que el Cloud puede hacer por una empresa a nivel de valor de negocio. Además, aunque el contexto actual en el mundo genere incertidumbre, desde el punto de vista del CXO, los hechos sociopolíticos que nos rodean no deberían frenar la inversión en Cloud. El Cloud es el futuro, y en tiempos difíciles, es el momento de sentar las bases adecuadas para el desarrollo y el progreso de las empresas.

Post relacionados

cloud

Liderazgo empresarial o cómo impulsar un nuevo valor en el uso del Cloud

David Hernando de la Plaza
Date icon 12 Enero, 2023

La frecuencia cada vez mayor con la que se publican artículos e informes sobre la importancia...

cloud

El modelo multicloud híbrido, la palanca para la modernización de las Administraciones Públicas

José Ricardo Plá Pons
Date icon 2 Diciembre, 2022

A lo largo de la historia, las diferentes sociedades se han enfrentado a desafíos y han...

ciberseguridad

La sinergia entre la ciberseguridad y la preponderancia de la soberanía en el Cloud

Date icon 2 Diciembre, 2022

La digitalización acelerada por parte de las compañías en los últimos años y el cambio hacia...