La marca personal digital va tan unida a nosotros como nuestra propia sombra, lo quieras o no tienes una y siempre te persigue. Esta “sombra digital” es importante para cualquier persona que se mueve en el mundo laboral pero es especialmente relevante para aquellas que desempeñan funciones comerciales, ya que éstas deben ser capaces de generar nuevos contactos de venta y, además, deben generar confianza en dichos perfiles para influir en sus decisiones de compra.

Construir una marca personal digital puede ser analizado como cualquier inversión, requiere de unos recursos (generalmente nuestro tiempo) para obtener un beneficio esperado (aumento de nuestra marca) y deben establecerse métricas para medir los avances conseguidos y determinar si el ROI de nuestra inversión ha sido positivo. En este último aspecto es donde el “Social Selling Index” (SSI) puede ayudarnos.

El SSI de es una métrica o indicador creado por el propio LinkedIn que está orientada a todos aquellos usuarios que están interesados en buscar y generar nuevas oportunidades de negocio a través de la red de LinkedIn.  Se puede consultar su evolución en el último mes y medio a través de este enlace, una vez estemos logueados.

Este indicador es comparado tanto entre usuarios de tu sector (en función del cargo y empresa que has indicado en tu perfil), indiferentemente de si son o no son contactos tuyos, como con el resto de usuarios de tu red. Consultar el SSI nos permite conocer nuestras fortalezas en la red social e identificar puntos de mejora.

Social Selling no consiste sólo en publicar a través de LinkedIn, consiste en generar leads y negocio.” – Timothy Hughes. Pionero en Social Selling (Nº 2 Global de LinkedIn)

Mejorar el SSI supone, en consecuencia, ser más eficaces con el tiempo empleado en LinkedIn. El SSI se basa en un total de 100 puntos y se compone de 4 subindicadores o factores, cada factor puntúa con un máximo de 25 puntos:

  1. “Establece tu marca personal” (color naranja), hace referencia a la efectividad con la que tu perfil está completado. Si incluyes información relevante, si has validado y te validan aptitudes, o si, por ejemplo, tienes elementos multimedia dentro de tu perfil, recibirás mayor puntuación en este factor.
  2. “Encuentra a las personas adecuadas” (color morado), se basa en las personas que componen tu red. Si te has enfocado en segmentar correctamente a las personas adecuadas en lugar de hacer peticiones sin ningún tipo de filtro mejorarás la puntuación en este factor.
  3. “Interactúa ofreciendo información” (color rojo), se define por todo lo que publicas, compartes, comentas y recomiendas en LinkedIn. Si eres activo en grupos o utilizas los mensajes directos influirá positivamente en este factor.
  4. “Crea relaciones” (color azul), se basa en la confianza que tengas dentro de tu red de contactos. Si tu red comparte con asiduidad tus contenidos la puntuación en este factor subirá.

En los siguientes párrafos profundizaremos en diferentes pautas para mejorar cada uno de ellos.

“Establece tu marca personal” (color naranja)

  • Utiliza vídeos. Como en el resto de la Red, los vídeos son altamente valorados en LinkedIn. Inserta vídeos en tu extracto o completando la experiencia en alguno de los puestos que has desempeñado.
  • Solicita recomendaciones. Suele imperar la regla de la reciprocidad, recomienda y te recomendarán.

“Encuentra a las personas adecuadas” (color morado)

  • Cantidad con calidad. Aprovecha los filtros del buscador de LinkedIn para encontrar perfiles más interesantes.
  • Apóyate en los grupos. Buscar miembros de un grupo destacado es una buena manera de identificar perfiles influyentes.

“Interactúa ofreciendo información” (color rojo)

  • Trata de ser constante. Si puedes dedicar 10 minutos al día a revisar las publicaciones de tu red e interactuar con ellas es mucho mejor que dedicar una hora cada 15 días.
  • Genera contenido propio. Compartir contenido interesante es de gran utilidad para tu red pero también es necesario generar contenido propio de vez en cuando, para ello te puedes apoyar en Pulse, la herramienta de blogging de LinkedIn.

“Crea relaciones” (color azul).

  • Rodéate de personas activas. De nada sirve que tengas en tu red personas influyentes en tu sector si se trata de personas que apenas entran en LinkedIn.
  • Genera contenidos con llamada. Está demostrado que los contenidos que invitan a la participación (por ejemplo con una pregunta), generan más interacción.

 

Los perfiles con SSI considerados con puntuaciones altas varían dependiendo del sector, pero podríamos afirmar que una puntuación superior a los 70 puntos es muy destacada en todos los casos.

Recuerda que en LinkedIn, aunque se trate de una red profesional,  también aplican las normas de cortesía generales del mundo digital. Los guiños de humor son importantes y pueden añadir un punto interesante de cara a la viralidad si los usamos correctamente. Conviene recordar que algo publicado no desaparece jamás (las capturas de pantalla surgen apenas segundos después de una publicación desacertada), con lo cual, en caso de duda, se prudente y piénsatelo dos veces antes de dar a publicar.

Si un empleado aumenta el valor de su marca aumenta el valor de la empresa a la que pertenece. Por suerte, empresas como Capgemini lo saben y se preocupan por mejorar la marca digital de sus empleados de forma proactiva con iniciativas como Expert Connect. Espero que este post te haya resultado interesante, si es así, puedes agregarme a tu red de LinkedIn y espero que nos ayudemos a subir nuestro SSI mutuamente.