Las notificaciones a través de aplicaciones móviles generan un debate habitual entre marketers –  generalmente defensores acérrimos por permitirles acercarse a los clientes a través de la extensión de su brazo, su smartphone – y usuarios – muchos de ellos detractores por considerarlas intrusivas (¿Quién no ha recibido un mensaje en el momento más inoportuno?) -. En este post vamos a examinar sus ventajas e inconvenientes.

 

¿Qué es lo que suponen realmente a nivel técnico?

Las notificaciones push en su momento supusieron un cambio tecnológico en la manera de recibir comunicaciones, recibiendo el destinatario un aviso similar a un SMS (pero a través de conexión a internet y por un coste casi 50 veces inferior). Funcionan gracias a que el servidor interesado en mandar la notificación abre una conexión con la compañía propietaria del SO y es ésta la que comunica directamente con el móvil. A diferencia de los SMS, para que esto ocurra, el usuario necesita tener descargada la app del servicio que le manda este aviso.

Es importante que distingamos la tecnología Push de la Pull. La diferencia entre ambas reside en quién inicia la comunicación. En la tecnología Pull es el usuario el que la inicia. Esto es, cuando configuramos manualmente la frecuencia con la que queremos que el servidor nos avise cuando hay contenido nuevo. Por ejemplo, si configuramos la frecuencia de actualización de contenido a 5 o 10 minutos, éste será el tiempo que tardemos en enterarnos si tenemos información nueva. El servidor no nos alertará inmediatamente sino en función de esta frecuencia. Mientras que en la tecnología Pull, el usuario no inicia la comunicación ni pide hacerlo.

Pero, ¿para qué se usan?

Con el tiempo éstas han ido ganando en funciones. Desde avisar de la entrada de correo electrónico nuevo o de la llegada de mensajería instantánea (WhatsApp) hasta el aviso de recordatorios para el usuario de diversa índole (campañas, promociones…)- Muy distintos y variados usos que convierten a esta herramienta en una pieza clave en nuestra app y en nuestra estrategia de marketing.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad

Estar conectado al cliente 24 horas nos obliga a ser cuidadosos en la forma que gestionamos este tipo de relación. Sobresaturar al cliente de notificaciones push puede ser peligroso ya que un uso desproporcionado puede hacer que el usuario decida eliminar nuestra app de su smartphone. Por ello comprender el valor de nuestra app para el cliente es importante y realizar las comunicaciones adecuadas es fundamental para que el cliente se sienta satisfecho con nuestro servicio. Las notificaciones deben aportar un valor real y como no todos los usuarios tienen las mismas necesidades, lo ideal es que sean personalizadas.

notificaciones push capgemini

Entender cuándo es el momento adecuado

Por último, entender cuando es el momento adecuado para realizar esta comunicación o aviso es otro aspecto muy importante. Mandarle al cliente una notificación de una importancia menor mientras se echa la siesta sin duda no resulta una buena idea. Sin embargo, avisar al paciente de una cita con el médico una hora antes de que ésta ocurra puede ser muy útil para el usuario. Este tipo de notificaciones basadas en el comportamiento del consumidor pueden llegar aumentar el número de aperturas en un 800%.

En el sector asegurador hay muchos eventos que se pueden realizar a través de estos avisos. Además, en esta materia, gracias al uso de localizaciones o iBeacons, podemos saber con mayor precisión y fiabilidad si es el momento adecuado para realizar una comunicación.

Por ejemplo, si gracias a iBeacons detectamos que un usuario se encuentra en una estación de esquí podemos enviarle una notificación push con una oferta comercial de un seguro en pistas. O si detectamos que se encuentra en una sucursal inmobiliaria podemos informarle de nuestras ofertas en seguros del hogar. Las posibilidades son múltiples, en nuestra mano está aprovechar sus ventajas sin sobrepasar el equilibrio.

 

Cómo aprovechar todas estas funcionalidades

Sacar el mayor partido a esta tecnología supone un reto si queremos fomentar la explotación del momento adecuado. Buenas plataformas de gestión de datos, así como la integración de múltiples herramientas disponibles en el mercado, enfocadas a la gestión de estas tecnologías, permiten aumentar la efectividad de nuestros esfuerzos en encontrar el momento acertado.

Un buen ejemplo de plataforma que aúna y nos permite automatizar todas las tecnologías de notificaciones push (iBeacons, push por proximidad, geolocalización…) es Marketing Cloud, donde podemos planificar customer journeys con elementos en los que se activen las tecnologías antes mencionadas.