Imaginemos que hubiéramos nacido dentro de una caverna, en la que únicamente pudiéramos ver el exterior a través de los reflejos proyectados desde la entrada contra la pared que podemos visualizar. Bueno, podríamos  abundar con el mito tal y como nos lo detalló un tal Platón.

Durante el congreso de BDigital de este año , tuve la oportunidad de presentar la visión de Capgemini al respecto de las Redes Sociales y su interacción con el Business Intelligence.

En esta presentación se enfatizó en el uso tradicional de la información que realizan las diferentes organizaciones, donde  disponen de toda la capacidad de los sistemas transaccionales con el día a día. Por otro lado, disponen de la potencia de BI tradicional donde pueden disponer de la perspectiva financiera (lo que ha sucedido), la visión de los datamarts analíticos, la  perspectiva interna o procesos que indican cómo alcanzar objetivos de la empresa y la mejora continua, para mejorar los procesos…. Pero…. Quizás estamos viendo  el reflejo de la realidad. ¿No deberíamos añadir una nueva perspectiva? es decir… ¿somos conscientes de si la sociedad nos está entendiendo? Es más, ¿somos capaces de mejorar nuestros procesos con las redes sociales? ¿Podemos analizar mejor y de forma unificada a nuestros clientes? O ya directamente, ¿podemos identificar a nuestros clientes directos con los usuarios de las redes sociales?

Nuestra respuesta a estas preguntas, es SÍ. Es decir, tenemos que disponer de la información referente a nosotros que hay en las redes sociales y confrontarla con nuestra realidad, de esta forma las decisiones que podamos tomar siempre serán más reales y dispondremos de la respuesta del mercado de forma inmediata.