La empresa impulsada por IA

Desbloqueando el potencial de la IA a escala

Es hora de inclinar la balanza IA a tu favor

Miles de millones de dólares han sido destinados para la IA. Y no es de extrañar, después de todo, esta tecnología tiene el poder de transformar completamente la forma en que hacemos negocios. Cada vez más empresas en todos los sectores están yendo más allá de los pilotos y las pruebas de concepto. ¿Pero cuán exitosos son para lograr escala, especialmente a la luz de la pandemia actual?

Para descubrirlo, para el último informe del Instituto de Investigación Capgemini – La empresa impulsada por IA: Desbloqueando el potencial de la IA a escala – encuestamos a cerca de mil organizaciones, con al menos mil millones de dólares en ingresos anuales e iniciativas continuas de IA, y se realizaron entrevistas extensas y en profundidad con ejecutivos relevantes. Encontramos lo siguiente:

  • Escalar la IA no es fácil. Aunque más organizaciones se están moviendo más allá de los pilotos, solo el 13% ha implementado múltiples aplicaciones de IA en numerosos equipos y la crisis de COVID-19 no está ayudando a aquellos que no lo han hecho.
  • Vale la pena. El 97% de los líderes de IA a escala han visto beneficios cuantificables de sus implementaciones y es mucho más probable que hayan logrado beneficios que cumplan o superen sus expectativas a la hora de generar ingresos, reducir riesgos, relacionarse con los clientes y optimizar los costos.
  • Ayuda tener un plan. Las organizaciones de alto rendimiento siguen cuatro principios: potenciar, operacionalizar, nutrir, monitorear y amplificar.

Para escalar con éxito la inteligencia artificial, las organizaciones líderes establecen bases de datos sólidas con las herramientas, plataformas tecnológicas y prácticas ágiles adecuadas. Establecen modelos operativos equilibrados, crean algoritmos éticos de inteligencia artificial y cultivan talentos ricos y grupos de socios. Finalmente, verifican continuamente la precisión y el impacto de sus modelos de IA para amplificar los resultados comerciales. Los beneficios de la IA están ahí. Solo tienes que inclinar la balanza para alcanzarlos.