Klas Bendrik, Vicepresidente y CIO del Grupo Volvo Car afirma “Estamos cerca de una revolución del automóvil donde la tecnología en los vehículos y alrededor de estos impulsará y proporcionará oportunidades que nosotros apenas hemos empezado a considerar. Eventualmente, esto tiene el potencial de cambiar la forma en que los coches se conducen, se adquieren, se diseñan,  se producen, se venden y se pagan. Los fabricantes del sector tienen que dejar de pensar en la venta de automóviles como una transacción momentánea y pensar más en forjar una relación de por vida con los clientes. La tecnología y la experiencia de otros sectores está en el corazón de cómo crecen y evolucionan las relaciones con el cliente. Las futuras soluciones de productos y servicios del sector de la automoción tendrán que cumplir requerimientos y expectativas mucho más altas tanto de los clientes, como de las autoridades y otras partes interesadas, en un mundo cada vez más rápido, más global, más sostenible y más conectado”.

A través de las capacidades virtuales del laboratorio, se recopila información procedente de múltiples fuentes, incluyendo las tendencias macroeconómicas, hábitos geográficos y redes sociales, y se transforma en conocimientos prácticos que aportan información para la estrategia de negocio,  y que permiten definir la oferta de servicios para los clientes e identificar nuevas oportunidades de negocio. En los primeros programas con los clientes de automoción de distintas geografias[1], estas ideas han dado lugar a una mejora en el perfil de los consumidores y a la focalización, la renovación y fidelización, y a la optimización de las predicciones en lo referente a precios, demanda y reclamaciones durante el periodo de garantía:

  • El ingreso por campaña incrementó por cuatro la mejora de la orientación al cliente.
  • 10 por ciento de reducción de costes gracias a grupos de destinatarios más pequeños.
  • La predicción de reclamaciones de garantía  aumentaron su precisión más del doble.
  • La conversión a ventas se ha duplicado o triplicado gracias a las acciones up-sell y cross-sell. 

“El sector necesita mejorar su capacidad de combinar la inteligencia de los vehículos y los consumidores para producir ideas que pueden ser ejecutadas. Las empresas deberían de ser capaces, por ejemplo, de predecir cuando un consumidor busca cambiar su coche, y qué tipo de coche es propenso a comprar “, explica Ramón Alvarez Torezano, Vicepresidente y Responsable de Experiencia de Usuario de Capgemini España. “Las empresas tienen que empezar a tratar los datos como el nuevo combustible que hace posible esta industria. Como el petróleo, los datos pueden ser difíciles de encontrar y extraer, pero se convierten en un activo de gran valor, una vez refinados”.



 

Acerca de Capgemini

Con casi 140.000 empleados presentes en más de 40 países, Capgemini es uno de los principales líderes en servicios de consultoría, tecnología y outsourcing del mundo. El Grupo Capgemini alcanzó unos ingresos globales de 10.100 millones de Euros en 2013. Capgemini, en colaboración con sus clientes, crea y proporciona las soluciones tecnológicas y de negocio que mejor se ajustan a sus necesidades y que conducen a alcanzar los resultados deseados. Siendo una organización profundamente multicultural, Capgemini ha desarrollado su propia forma de trabajar, la Collaborative Business Experience™, basada en su modelo de producción Rightshore®.
 
Para más información: www.es.capgemini.com                      
 
Rightshore® es una marca registrada perteneciente a Capgemini